Silvesterklausen, La Nochevieja orgánica por Estelle Hanania

¿Cansado de atragantarte cada año con las uvas? ¿Sientes que has madurado y que ya no quieres pasar la Nochevieja ciego y rodeado de espumillón? ¿Te avergüenzas cada año al ver en la tele las burbujas de Freixenet? ¡Bienvenido! Ahora ya formas parte del 80% de la población española que odia la Nochevieja y todas sus consecuencias. Recuerda, no estás sólo, nosotros siempre cuidamos de ti. Por eso, queremos plantearte un nuevo plan mucho más alternativo para que tu yo interior empiece el año en contacto con la naturaleza. Queremos, por eso de que te sientas a gusto, que te sientas como Pocahontas y para ello debes viajar a Suiza e integrarte en su antigua tradición: el Silvesterklausen (vamos, léelo de nuevo que no te ha quedado claro).
La esencia de esta Nochevieja suiza no es nada sorprendente: queda con tus amigos, haz ruido, canta y bebe. Y ahora es cuando piensas… ¿por qué narices me mandáis a Suiza entonces? Porque queremos que este Año Nuevo te levantes con resaca (cosa que no podemos evitar) pero sin dolor de pies ni la cara hecha un Picasso. Olvídate del vestido apretado que no te deja beber más, del relleno en el sujetador, la faja y la oprimente pajarita, ¡este año vas al natural! Sólo tienes que escoger bien quién quieres ser esa noche, ya que en el Silvesterklausen (te repetimos el nombre para que no se te olvide) puedes adoptar tres personajes: el feo (Wüeschten), el guapo (Schönen) y el guapo-feo (Schön-Wüeschten). Te recomendamos escoger el feo (va venga, por una noche te lo puedes permitir ¡guapetón!). Para conseguir tu total look de “feo” sólo necesitas palos, hojas y arbustos (incluso puedes reciclar tu árbol de Navidad), así que aprovecha que es otoño para salir a la caza de la mejor ganga. Como sabemos que aún no estás convencido de querer ser el feo en la noche con más posibilidades de pillar del año, te dejamos con el reportaje de Estelle Hanania, quien sí vivió esa crazy Nochevieja y lo gozó con los feos.

POR EL AMOR DE HAMBURGUESA. Fat & furious burger.

Las hamburguesas no pasan, ni pasarán de moda. Es el alimento divino. No hay nada más perfecto que una hamburguesa. ¿Que no te gusta la carne? Pues toma vegetariana. ¿Que está de moda Japón? Pues con salsa teriyaki. Y es que, amigos míos, no hay nada más customizable que una hamburguesa. Y pensaréis, “hala bonita, no exageres, no es para tanto”. Pues para Fat & Furious la customización no tiene límites. Pueden hacerte una hamburguesa de todo. Y esto lo sé porque he visto sus magníficas creaciones. Dos diseñadores gráficos franceses, Quentin y Thomas , son los creadores de esta maravilla “hamburguesil”. Cada viernes se las ingenian para sorprenderte con una hamburguesa nueva (hamburguesas luna, piñas y tetas, por ejemplo). También hay calabazas de Halloween, agentes especiales 007 y incluso alguna con forma de helado. No sé qué tal sabrán pero la idea se pilla al momento. Una estética muy cuidada, unas escenografías elaboradísimas y puntos de vista diferentes para un solo ser: LA HAMBURGUESA.

ALESSIO BOLZONI

Después del artículo que publicamos de “Miss Caída”, rescatamos estas sesiones de Alessio Bolzoni. El concepto es el mismo; modelos desperdigadas por el suelo y rebozándose por la moqueta, con la diferencia de que cada foto esta estudiada al milímetro, intentando simular caídas o accidentes. De tal acción accidental, valga la redundancia, Alessio consigue unas fotografías atractivas e incluso trata de ironizar sobre el mundo de la artificialidad de la moda, en el cual abundan las poses forzadas y poco naturales. Corriente en la cual él también participa de vez en cuando, todo sea dicho.

Madeline Berry feat. Branden Collins

No hay palabras para describir cuánto ansiamos ver el resultado de la colaboración de la fotógrafa Madeline Berry y el diseñador Branden Collins del estudio The Young Never Sleep. No hay mucho que describir, simplemente echar un vistazo a las imágenes que nos han dejado admirar y veréis que en ellas se plasman dos de los conceptos principales de esta revista; color y humor, ¡y que no falte!
Por ello, habrá que esperar un poquito más para ver el resultado de “Communication”, que es como han decidido llamar a esta sesión de fotos. Y dicho todo esto, id a buscar cualquier trapito de flecos que tengáis por casa y…¡a bailar!

A LOS SESENTA CON POMPONES, DE TODD ANTONY

Hace tiempo declaramos que a los 50 queríamos ser como Anna sello Russo y a los 90 como Iris Apfel; el vacío entre ambas edades nos hizo entrar en pánico, por lo que tuvimos que buscar otro referente al que admirar en esa franja de edad. Esta vez buscábamos algo más sencillo, más natural y menos brillante, pero no ha podido ser, ya que hemos caído rendidos a las “Sun City Poms”, un grupo de cheerleaders de Arizona cuyas arrugas son más flexibles que tú. Estas abuelas practican coreografías dignas de instituto y se visten provocativas como quinceañeras (¡cosa que nosotros también haríamos si tuviéramos esas piernas!). Envejecer entre pompones y cánticos de “ra-ra-ras” nos parece un planazo muy La Monda. Damos gracias al fotógrafo Todd Antony, quién, prendado de ellas, les hizo este reportaje para enseñar al mundo que el humor no tiene edad. ASÍ SÍ.

Matthew Quick, revisión a la estatua

Considerado uno de los 50 mejores artistas australianos (no lo digo yo, lo dice la Business Review Weekly, que del tema sabe más que servidor), el pintor Matthew Quick no para de molar allá donde va. Solo hace falta entrar en su página web y leer todos los premios que ha cosechado en estos últimos años. Desde aquí, Matthew, te informo que eres un pedante y que ya me empiezas a caer bastante gordo, pero se te perdona porque tu trabajo nos tiene flipados. La escultura conmemorativa en el entorno urbano es un palo, lo sabes tú y lo sabemos todos. Ex-alcaldes, médicos importantes y demás figuras relevantes para la historia de la ciudad adornan las calles de las grandes metrópolis de todo el mundo sin despertar ningún tipo de interés por parte de los transeúntes, porque no nos engañemos, le prestamos mas atención a los flyers que nos reparten por la calle de “free chupitos lady night” que al busto del alcalde de 1875 que salvo a la ciudad de una gran plaga. Por eso nos gusta tanto esta relectura de esculturas famosas que hace Matthew Quick a través de la pintura. Ya sean utilizadas como tenderete, basurero o antena de telecomunicaciones, con el joven australiano, ¡todo vale!

Sabemos lo que os gusta el fútbol

El fútbol, mayoritariamente, es cuestión de pelotas. Deporte adorado por unos y odiado por otros, lo que está claro es que no deja indiferente a nadie, ya sea para bien o para mal. Pero, ¿qué pasa si lo fusionamos con el mundo de la moda? Modelos con botas de tacos, pelotas de fútbol de Louis Vuitton, Paul Smith o Hermés, balones que son gorras… Desde La Monda ofrecemos una visión diferente del deporte rey. ¡Arriba las pelotas!

SARAH ILLENBERGER <3

Esta artista visual nacida en Munich y afincada en Berlin se define como una artista analógica con la destreza de manipular objetos banales, cotidianos e incluso absurdos, y convertirlos en piezas únicas, realizando bodegones con una importante carga conceptual. Entre sus clientes figuran: Port Magazine, Colette, New York Times, Hermes, AD, Wallpaper, COS, Smart… Destacamos a Sarah por su alta calidad estética y su tremenda originalidad en los proyectos. No perdáis de pista a esta crack germana.

LESLIE DAVID Y LA PINTURA

Leslie David nos ha dejado boquiabiertos con sus composiciones llenas de explosiones de pintura + imágenes maravillosas. Afincada en París, esta diseñadora gráfica, Directora de Arte e ilustradora se merece una súper mención en nuestra súper plataforma. Maestra del color y del buen gusto, ha trabajado con clientes como Colette, The Rapture, Ornette o The New York Times. Lo sabemos, ya os habéis enamorado locamente de ella; es normal, nosotros también lo estamos. Por eso, os dejamos también el link de su tienda online para que os hagáis con alguna de sus creaciones y decoréis vuestros magníficos zulos de 40 metros cuadrados. (Son muy muy asequibles, así que venga, a soltar monta).

TILL RABUS

Pocas veces se han juntado dos corrientes artísticas como el surrealismo y el hiperrealismo; pues ya era hora de que se hiciese en serio y viene de la mano del artista suizo Till Rabus, que diseña macabros bodegones compuesto por objetos, basura, y partes anatómicas que crean imágenes bizarras, alguna de ellas llenas de alusiones sexuales. Bueno, qué narices, de alusiones pocas, porque alguna de sus obras son literales orgías de piernas y brazos. Deja poco trabajo a nuestra imaginación. Algo más ocultos son los guiños escondidos a su maestro fetiche y como los lectores de La Monda son tan audaces, ya os habréis dado cuenta de que se trata del señor Dalí. A disfrutar del intenso mundo personal de Till.