FAT & FURIOUS BURGER, VOL. II

Estamos muy contentos de anunciaros, por fin, que estamos en primavera. ¿A que no lo sabíais? De lo que no estamos tan felices es de la llegada de las ochocientas dietas de todo tipo que empiezan a rondar por nuestras cabezas; desde la de la alcachofa a la del melón y la del cucurucho sin excepción. Nos amargan la existencia. Empezamos a sudar sin parar y el simple hecho de pensar sobre ellas hace que la jaqueca se instale en nuestros cerebritos. Pero, mozos y mozas, de nuevo, La Monda tiene la solución; dejad de agobiaros y entrad en esta maravillosa web, comprad todos los prints, decorad vuestras habitaciones-pasillos-salones-baños y mordeos las uñas mientras pensáis en que os estáis comiendo una de estas gigantescas y reshulonas hamburguesas de Fat & Fourious Burger. Confiad en nosotros, esta dieta os permitirá ir en trikini al Sónar.

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

fat and furious burguer photography colour still life lamondamagazine

PIP&POP: Hostia edulcorada

Recuerdo mi propia imagen de cuando era pequeño; pegado a la pantalla de televisor cual ravero abrazado a un bafle, salivando y con los ojos desencajados. Recuerdo cómo me exponía a un bombardeo masivo de publicidad juguetera siendo avasallado por Nintendos, Micro Machines, perros que cagaban y bebés berreaban tanto que me aceleraban el ritmo cardiaco a niveles “corazón de rata”. Los que recuerdo con mayor intensidad son los anuncios de juguetes como “My Little Pony”, “Tarta de Fresa” o “Ositos Amorosos”, spots cargados de imagenes edulcoradas, sonidos angelicales y colores flúor que, tras su visionado, te hacían sentir como si te hubieras tragado 2kg de azúcar a paladas. Tan sólo recordarlos dan ganas de comerse un limón a mordiscos.

Ese sabor a algodón de azúcar se revive al ver la obra de la artista australiana Tanya Schultz, que bajo el nombre de Pip&Pop crea instalaciones a partir de materiales tan diversos como la purpurina, las flores de plástico, azúcar o caramelos. Nadie puede quedar indiferente ante esta hostia de cursilería agresiva.

pip&pop art lamondamagazine

pip&pop art lamondamagazine

pip&pop art lamondamagazine

pip&pop art lamondamagazine

pip&pop art lamondamagazine

JOE JOHNSON: terciopelo y brilli-brilli

Los salones recreativos y casinos siempre han sido espacio de culto para artistas ligados a la estética kitsch y políticas de consumo desenfrenado. Las Vegas se ha convertido en la Meca de los seguidores del mal gusto y los acabados dorados; reflejos, luces de neón, máquinas expendedoras, moquetas, plantas artificiales y demás elementos decorativos que quemarían los ojos a cualquier suscriptora de Casa&Jardín son los ingredientes que plagan las obras de estos artistas.

Escenarios desoladores como el que nos plantea Joe Johnson con su trabajo fotográfico; espacios abandonados con olor a naftalina que nos muestran la decadencia que el interiorismo sufrió a finales de los 70. Entornos artificiales de la América profunda, desde platós de televisión y salones recreativos, hasta iglesias mediáticas dirigidas por predicadores con blanqueamiento dental. Todo un perturbe arquitectónico ante el objetivo de este fotógrafo americano cuyo porfolio destaca por la poca presencia de personajes, relegando todo el protagonismo al entorno. Muebles e interiorismos que presentan una alternativa a las líneas decorativas de Ikea; reivindicamos la implementación de moquetas, espejos y cortinas de purpurina en todos los edificios del organismo público. ¡Seamos transgresores y recuperemos lo kitsch!

JOE JOHNSON photography lamondamagazine

JOE JOHNSON photography lamondamagazine JOE JOHNSON photography lamondamagazine JOE JOHNSON photography lamondamagazine JOE JOHNSON photography lamondamagazine JOE JOHNSON photography lamondamagazine JOE JOHNSON photography lamondamagazine

JAMES OSTRER: TEN AMIGOS PARA ESTO

A nosotros nos parecía muy normal y natural por aquella época, pero, en realidad, los excesos cuasi-raveros en los que, fiesta de cumpleaños sí y fiesta de cumpleaños también nos adentrábamos cantando un cumpleaños feliz a siete velas en una tarta y acabábamos embadurnados en Nocilla, polvo de cheetos, barro y virutilla de colorines “comestible”, no tenían nada que envidiar a las mejores fiestas de Puerto Banús de los 80.

Tenemos la firme convicción de que algún tornillo se le debió de aflojar asistiendo a una fiesta de éstas a James Ostrer. Tiene que ser eso; si no, no hay otra forma de explicar las maravillas retrato-culinarias que crea el artista británico. Cogiendo a amigos (suponemos que son amigos, porque no sé qué desconocido se prestaría a tener que lavarse el pelo 5 veces para quitarse el olor a nata) que bien podrían estar drogados con formol, Ostrer critica la excesiva dependencia al azúcar de nuestra sociedad con una estética brutal y atractiva. ¿Feliz cumpleaños?

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

MESS AGE: NADIE PASA DE LA CARCASA

¿Qué mejor forma hay de empezar un post que con una rima? Muchas, sí. Pero, es que en la era de las camisetas, tazas, bolsas, chapas y demás accesorios con mensaje, un buen copy vende más que Britney un mal día con los paparazzis.

MESS AGE saben de esto; con mensajes como “#selfie”, “I am always right” o “look at me”, sus carcasas se han hecho objeto de deseo de todo usuario de iPhone 6 que se precie. Una vuelta de tuerca sarcástica a la teoría de “una imagen vale más que mil palabras”. Muerte al selfie, viva el #selfie.

LOBULO Y SU SANTA PACIENCIA

Aparte de que su nombre artístico nos parece fabuloso, Lobulo es uno de los mejores ejemplos del saber hacer, del gusto y de la paciencia, eso que cualquier alma creativa necesita para poder afrontar todos los días del calendario (del chino también) con positivismo y arcoiris en los ojos. Maneja las manos a las mil maravillas, utiliza los materiales con mucho esmero y termina sus obras con un acabado más que espectacular… y el resultado son nombres como Google, CocaCola, Converse o New Era en su lista de clientes. Todo real, todo físico, todo en volumen; Lobulo tiene magia en las manos.

lobulo_paper_design_graphic_product_lamondamagazine_7

lobulo_paper_design_graphic_product_lamondamagazine_6

lobulo_paper_design_graphic_product_lamondamagazine_5

lobulo_paper_design_graphic_product_lamondamagazine_3

lobulo_paper_design_graphic_product_lamondamagazine_2

lobulo paper design graphic product lamondamagazine

A TASTE OF SÓNAR: FELIX FAIRE

¿Habéis compartido alguna vez un rato con alguien que toca algo de percusión? Ya sean de la orquesta filarmónica de Londres, de la banda de acompañamiento de Qué Tiempo Tan Feliz o de algún grupo de grindcore, todos van a tener algo en común: ese constante “tocarlo” todo con un ritmo, no pudiendo parar de dar golpecitos en la mesa o en la pierna.

Felix Faire ha llevado a otro nivel eso de crear música con el entorno. Este músico, arquitecto y coder británico ha creado “Contact: Augmented Acoustics”, un proyecto tecnológico que convierte cualquier superficie táctil en un instrumento musical. Faire es joven (1991), pero utilizando micrófonos y análisis de ondas de reconocimiento de golpes ya ha conseguido ser proclamado uno de los 7 diseñadores del futuro por Design Week. Una locura mezcla entre Minority Report, los pianos-alfombra gigantes y un musical intergaláctico, Augmented Acoustics tiene pinta de ser una parte esencial del futuro.

Felix Faire ofrecerá una charla+live show el jueves, 5 de marzo, en Mazda Space Barcelona a cargo de Sónar+D by Mazda Rebels.

DOLLARSTORE: HOLOCAUSTO NUCLEAR AMOROSO

Dicen que si ocurriese un desastre nuclear sólo sobrevivirían las cucarachas, probablemente las medusas (ese bicho lleva siglos flotando en el mar sin hacer NADA), Naty Abascal y Robert Smith, todos danzando en alegre comparsa ante la destrucción del planeta. O quizá no, pero ante un escenario apocalíptico preferiría que hubiese algo de absurdo.

El absurdo es el pilar base que los fotógrafos Benoit Paille y Daniel Delisle tuvieron al imaginarse su sesión “DollarStore”. Según explica el propio Paille, el trasfondo de esta magnífica serie de bodegones con trastos de los chinos es recalcar su existencia basada en el sinsentido, provocar una reflexión sobre la sociedad de consumo y el coste humano de explotación en China que estos inútiles objetos tienen. Estética impecable, colores bien mezclados y figuritas de animales derretidos que no han costado más de 1$ que parecen intentar librarse de residuos tóxicos de fantasía. Paille y Delisle lo han clavado.

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

Benoit Paille Daniel Delisle dollarstore photography lamondamagazine

LadyBeard: Sing, Dance, Destroy

Si buscamos en Wikipedia la definición de “polimatía” u “hombre del renacimiento”, vemos que es un concepto utilizado para designar a individuos que destacan en diversas ramas del saber, personas que lo petan en todos los ámbitos, ya sea la ingeniería aeronáutica, la cerámica esmaltada o los sudokus nivel advanced. Dicha definición es complementada con una extensa lista de hombres considerados polímatas; Aristóteles, Descartes, Goethe y un largo etcétera. Es sorprendente no sólo la ausencia de mujeres en el ranking de eruditos, sino también lo desfasada que está la lista teniendo en cuenta que el personaje más contemporáneo que aparece murió hace más de 60 años.

Humilde servidor se propone modernizar la lista “hombre del renacimiento” introduciendo a LadyBeard. Sí, queridos amigos, aunque nos resulte completamente desconocido, en el imperio del sol naciente LadyBeard es considerado un grandísimo artista ecléctico. Un gigante de muy buen ver, origen australiano y que, despúes de petarlo fuerte en Taiwan y Hong Kong, se ha propuesto partir la pana en Japón. Bajo su lema “Sing, Dance, Destroy“, esta mole pelirroja se mete en los rings de lucha libre vestido de colegiala nipona ligera de cascos, a la vez que versiona canciones típicas cantonesas en clave heavy metal, posa para editoriales de moda y protagoniza un programa televisivo. Todo muy estándar. Un Godzilla con trenzas y rimmel que arrasa allá por donde va, LadyBeard es, sin duda, el ejemplo perfecto de polimatía contemporánea.