STILLS & STROKES: EL POPURRÍ

Stills & Strokes saben hacer de todo y cuando digo de todo, es de todo. Empezando por la fotografía y la dirección de arte, pasando por el diseño gráfico y la ilustración, y terminando en la tipografía y el collage, este dúo de artistas establecidos en Berlín utilizan sus manos y sus mentes a las mil maravillas, consiguiendo así imágenes más que impactantes, composiciones perfectas y campañas de publicidad que se merecen un aplauso. ¿Que estáis aburridos de tanto bodegón flúor-cuqui-aburrido? Entrad en la web de Stills & Strokes y disfrutad.

still_strokes_lamondamagazine_10

still_strokes_lamondamagazine_9

still_strokes_lamondamagazine_8

still_strokes_lamondamagazine_6

still_strokes_lamondamagazine_5

still_strokes_lamondamagazine_4

still_strokes_lamondamagazine_3

still_strokes_lamondamagazine_1

!!! CHK CHK CHK: How’s that working for you, baby?

¿Qué pasa cuando mezclas encima de un escenario la agresividad y la mala baba del punk, la euforia del disco/funk más esperpéntico y un tipo ataviado con shorts de licra? Pues que tienes un conciertazo de uno de los grupos con el nombre más impronunciable del panorama actual. !!! (o Chk Chk Chk, según ellos) llegan hoy a España para presentar “As If”, su álbum más fiestero, pasando primero por Barcelona y Madrid, y acabando en el BIME a finales de mes. La banda del desbocado Nic Offer llevan desde 2001 regalándonos fiestotes; sus conciertos siempre han sido sinónimo de locura, desenfreno y rótulas dislocadas. Tan sólo hace falta hacer un poco de memoria y recordar el show que montaron en el Primavera Sound vestidos como si fueran monitores de zumba. Esperamos que vengan acompañados de un equipo sanitario, ya que con el melocotonazo de seis minutos que es el hit de “Freedom ’15” más de uno se va a dejar la vida en la sala.

chk_chk_chk_music_lamondamagazine_2

MATTHIAS HEIDERICH: ¿QUIÉN VIVE AHÍ?

Dan rabia esas personas que pueden sacar algo reluciente de objetos cotidianos; esa tipa que, utilizando fieltro, surimi, gomas de borrar o lo que se le cruce por el camino, te hace una reproducción a escala real de la Capilla Sixtina o ese individuo que inventa un nuevo combustible a partir de sudor humano (si existís, en efecto, dais rabia).

Matthias Heiderich da un poquito de rabia, para qué lo vamos a negar. Allá por donde nosotros pasamos con la cabeza agachada, enfrascados en nuestros pensamientos o con un estado mental muy mono-tocando-platos, él consigue mirar alrededor y construir imágenes y composiciones impresionantes capturando arquitectura, color, materiales e, increíblemente, movimiento estático. Y te hace sentir un paria, alguien que pierde el tiempo en vez de hacer arte constantemente. Matthias pasa de platós, la calle es su gimnasio, como decía aquel.
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine
 –
matthias heiderich photography architectura lamondamagazine

BRIAN FINKE: CALIPO DE CARNE, CALIPO DE CÁNCER

La Organización Mundial de la Salud considera que la resaca de los lunes no es lo suficientemente jodida, con lo que siguiendo una estrategia sádica ha decidido lanzar noticias bomba a primerísima hora. Así es como hoy al mundo entero se le ha atragantado el café y el bocadillo de chorizo al ver que toda carne procesada, en especial la carne roja, es tan cancerígena como el plutonio, el tabaco o los Furbys.

Con lágrimas en los ojos ya nos vamos despidiendo de los desayunos completos con panceta, frankfurts rellenos de queso, hamburguesas, albóndigas, chorizo y jamón. Las carnicerías, los choripanes y el museo del jamón de Enrique Tomás echarán el cierre convirtiendo el mundo en un lugar más gris y libre de colesterol.

En un futuro no muy lejano, cuando el lobby vegano domine el planeta, recuperaremos la serie de fotografías que Brian Finke realizó para National Geographic donde nos muestra las maravillas de la industria cárnica; desde la muerte de un becerro, hasta niños con riesgo de obesidad mórbida. Fotografías saturadas de grasa y vísceras que ojearemos con mirada melancólica mientras desayunamos un triste bocadillo de apio.

brian_finke_photography_lamondamagazine_10

brian_finke_photography_lamondamagazine_11

brian_finke_photography_lamondamagazine_12

brian_finke_photography_lamondamagazine_13

brian_finke_photography_lamondamagazine_9

brian_finke_photography_lamondamagazine_1

brian_finke_photography_lamondamagazine_2

brian_finke_photography_lamondamagazine_4

brian_finke_photography_lamondamagazine_5

brian_finke_photography_lamondamagazine_6

brian_finke_photography_lamondamagazine_7

Tracey Emin: La gente como tú tiene que follarse a gente como yo

En La Monda Magazine nos quedamos embobados delante de máquinas tragaperras, de locales peepshow y de cualquier atracción de feria; los médicos ya nos han alertado de que, si seguimos así, nos acabará dando un ataque epiléptico, pero nos da igual.

Teniendo en cuenta esta fijación por lo despampanante, ¿cómo no nos íbamos a parar en la obra de Tracey Emin? Artista fallera donde las haya, la enfant terrible del arte contemporáneo ha conseguido, junto a Dan Flavin y Bruce Naumann, introducir luces de neón dentro de la pura y sosa arquitectura del museo. Su serie de íntimas y cursis frases en neón fue lo que nos despertó la curiosdad y nos descubrió a esta artista que se quedó a las puertas de conseguir el Turner Price con la obra “The Bed” que mostraba su cama deshecha y rodeada de condones, compresas usadas y demás cerdadas. Emin alcanzó la fama mundial apareciendo en una entrevista de BBC puesta de Diazepam y repitiendo sin parar que no quería volver a casa con su madre. Eso es petarlo fuerte y lo demás son tonterías. ¡Tracey, tía, tu molas!

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_2

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_5

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_7

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_3

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_4

tracey_emin_neon_art_lamondamagazine_1

Tracey Emin's Bed Tate Modern FOR USE WITH REVIEW ONLY

Tracey Emin’s Bed
Tate Modern
FOR USE WITH REVIEW ONLY

CHIP TORRES: POESIA 2.0

A principios de los años 90, la irrupción de internet en nuestras vidas cotidianas movió los cimientos de la sociedad occidental. Desde entonces, el mundo digital nos ha abierto un gran abanico de posibilidades: desde ver vídeos de quinceañeras mejicanas, hasta poder seguir las peripecias de un perro con parálisis facial. El mercado, como no podía ser de otra manera, también se ha sumado al carro del 2.0. Desde nuestro portátil podemos acceder a la compra de todo tipo de productos: bragas usadas, popper o Kalashnikovs. ¡Los límites no existen en el mundo online!

El panorama artístico vio, sin duda, las ventajas del medio y así es como, a mediados de los 90, apareció el net.art, disciplina donde se engloban todas aquellas producciones artísticas realizadas ex-profeso en y para la red. Pero ¿qué pasa con la poesía? ¿Podrían haber captado Lorca, Ginsberg o Brönte la belleza del lenguaje en código? Por suerte, ha nacido un maestro de la lírica que con inteligentes rimas ha conseguido reflejar la sensibilidad del mundo digital en sus canciones. Desde una pequeña tienda de México, este compositor nos regala versos cargados de sutileza como: “sabes que mi tóner no falla y que te encantaría verme en toalla” o “ baby, si somos unos y ceros, qué esperamos a ponernos en cueros”, todo a ritmo de la cumbia más bailable. Lo que empezó como una estrategia de márketing para vender computadoras ha acabado formando parte de la historia de la lírica hispanoamericana. Así es Chip Torres, un poeta contemporáneo que nos regala versos y bytes por igual.

QUENTIN DUPIEUX: SER SIMPLE

¿Qué tiene París que tanto gusta? ¿Precios desorbitados? ¿Gente cabreada? ¿Idioma único? ¿Oh la la? Innumerables aspectos no muy agradables y, aún y todo, seguimos acudiendo a la llamada de la ciudad de la luz, del amor, en donde mueren y entierran a artistas y todo parece posible.

Red Bull Music Academy, ese lugar donde puedes tirarte de un avión en kitesurf con la orquesta filarmónica de San Francisco (vale, igual no), ha querido pintar París, otra vez. Les ha salido bien; en sus primeros cinco cortometrajes de ficción, han logrado perlas como esta pieza dirigida por Quentin Dupieux, también conocido como (¡oh, sí!) Mr. Oizo. Contando con ese bichejo precioso, ese muñeco amarillo hecho de amor y algodón, ese adalid de la expresividad, Flat Eric, el absurdo gana puntos este miércoles.

TONYFUTURA: SE NOS PONE DURA

Somos de los que se distraen mientras desayunan y terminan bebiéndose el café frío, de los que se tiran horas dando vueltas en la cama y tienen sueño por la mañana. Gran parte de la culpa la tiene Instagram. Es inevitable que perdamos unas cuantas horas del día cotilleando lo que ha hecho nuestra vecina del quinto a la que no seguimos o cuántos nuevos seguidores tiene ese imbécil que no para de subir fotos «artísticas» en gallumbos y al que sigues por «compromiso». Aunque todo esto que os menciono sea basura pura, existen cuentas de gente como Tonyfutura que, como bien comento, nos la pone dura; ha conseguido crear su propio universo lleno de objetos surrealistas y colores radioactivos y dejarnos embobados ante tanta belleza al mismo tiempo. Tonyfutura es Instagram e Instagram es Tonyfutura; ya tenemos nuevo artista favorito.

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

tonyfutura_instagram_photography_stilllife_lamondamagazine_1

tonyfutura instagram photography stilllife lamondamagazine

LEE MADGWICK: CONVENCE HASTA A BANKSY

En el mundo de Lee, así como en el Banksy, nada es lo que parece. Suponemos que por eso lo ha elegido el artista callejero de Bristol para que decore partes de su hasta el día instalación más osada, Dismaland, una suerte de Disney World post-apocalíptico y para nada orientado al público infantil.
Madgwick crea esos escenarios que muchas mañanas intentamos describir después de haber dormido sin hacer bien la digestión. Este pintor británico recrea mundos oscuros, surrealistas, en los que parece que algo ha pasado o está a punto de pasar. Cargados de detalles, sus imponentes cuadros nos pican tanto como un jersey de lana.
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine
lee madgwick painting pintura lamondamagazine

METZ + RACINE: ESTILO + BUEN GUSTO

Metz + Racine = mucho estilo y saber componer imágenes de una manera espectacular. Ojalá las matemáticas hubiesen sido tan comprensibles en el colegio y se hubieran olvidado de si Pedro lleva cinco o sesenta sandías. Metz + Racine, estos maestros del bodegón, juegan con volúmenes, colores y formas consiguiendo así sets maravillosos que hacen posible que sus campañas de publicidad sean otra suma de resultado más que elegante. Con su meticulosidad logran que la mano sujetando el frasco Chanel nº5 nos ponga a tono y la botella de champagne nos emborrache de emoción solo de verla. Esto es clase y, lo demás, son ecuaciones imposibles.

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_7

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_8

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_3

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_4

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_5

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_1

metz_racine_photography_commercial_fashion_lamondamagazine_2