NAO: LA RESCATADA DEL PS2016

Tras unas horas observando cómo el dichoso cohete esperaba en su dichosa estación espacial para despegar, el momento llegó; pudimos ver lo que iba a ser el Primavera Sound 2016. Un año más, aparecen reacciones de todo tipo. Hay quien grita pletórico, está al que se le queda cara de tonto y el típico “está flojo, ¿no?”. En mi caso, tres grandes preguntas me acechan: ¿por qué dudábamos de la presencia de PXXR GVNG? ¿Por qué no se me ocurrió comprobar la agenda de Grimes antes de hacerme ilusiones de verla en El Fórum? Y, sobre todo: ¿por qué Los Chichos no son cabeza de cartel?

Criticaremos el refrito de bandas, diremos que falta éste o aquél otro y luego nos pasaremos los próximos meses escuchando por encima a algunos artistas para forzar que nos gusten y no tener que revender el abono. Yo os propongo empezar por una: NAO, probablemente el nombre que más ilusión me ha hecho encontrar. Los más despiertos la reconocerán por ser la vocalista (y compositora) de “Superego”, tema incluido en Caracal, último álbum de Disclosure. Pero lo cierto es que la inglesa ya venía prometiendo con sus dos primeros EPs, gracias a los cuáles los medios y sus recurrentes ránkings no la dejan de colocar como una de las promesas de este año recién estrenado. Nao mola. Soul auténtico, sin recreaciones ni maravillas impostadas, del tostado, pero electrónico y urbano. Nao mola y la vamos a ver.

JONPAUL DOUGLASS: AMOR A PRIMERA VISTA

El scroll infinito de Tumblr o Pinterest son puro vicio, sobre todo cuando tienes mil millones de mails que contestar y no te apetece hacerlo. Mirar el móvil nos lleva automáticamente a abrir Instagram y darle al dedo, y lo mismo nos pasa con Tinder y la web de Jonpaul Douglass; es imposible parar de bajar y querer más, más y más. Este fotógrafo de Los Ángeles nos enamoró hace unos meses con su serie “Pizza In The Wild”, pero esta vez nos ha conquistado con sus bodegones y esa chispa que tanto le caracteriza. A Jonpaul le gustan los perros, los dinosaurios, la Nintendo y el café. A nosotros nos gusta él.

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_4

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_3

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_7

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_2

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_5

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_1

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_9

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_6

SÓNAR 2016: YA QUEDA MENOS PARA DAR COMIENZO AL AÑO

No os vamos a dar la chapa con los nervios pre-Sónar que tenemos; de momento, sólo os vamos a poner la miel en los labios. Sabéis que nuestro año arranca a mediados de junio, concretamente cuando empezamos a bailar con unas cuantas cervezas en nuestros cuerpos serranos en el recinto de día del Sónar. Pues bueno, queridos lectores, empieza la cuenta atrás; el festival de electrónica por antonomasia acaba de anunciar 40 nuevos artistas para esta edición y ya nos brillan los ojos (no es por la mortadela del vídeo). A los ya anunciados Anohni, John Grant, New Order, The Black Madona y Skepta, se les acaban de sumar nombres como, atención, Jean-Michel Jarre, Bob Moses, James Blake, Jamie Woon, Club Cheval, Kelela, Flume… Y, hala, Four Tet y Laurent Garnier pinchando durante nada más y nada menos que 7 horas. Tenemos el cuerpo jotero desde ya.

TONY IS BACK: PUTAS, TERRORISTAS, PALIZAS Y FROSTIES

¿Recuerdas cuando tenías 5 años y tus aspiraciones profesionales eran llegar a los 40 habiendo sido policía, bombero, detective y futbolista? Desde nuestra monótona y sedentaria vida adulta, vemos cómo, sin comerlo ni beberlo (bueno, bebiéndolo quizá sí), nos hemos convertido en todo aquello que temíamos; seres malhablados, cerdos y cerca de la drogodependencia.

Hace unos meses, en el maravilloso contenedor de basura que es internet, han ido apareciendo una serie de anuncios de la marca de cereales Frosties que reflejan claramente cómo se ha ido degradando nuestra generación. En ellos, Tony el Tigre, mascota de la marca, vuelve a la calle para solucionar los dramas de los niños ya creciditos que alimentó hace 20 años. Ayuda a una prostituta a sacar el “tigre que lleva dentro” y marcarse una felación nivel expert, a un policía a apalear a una mujer, y llena de coraje a una suicida que pretende inmolarse en una hamburguesería. Tony está preocupado; ha abierto un portal para que le twitteemos lo que realmente solucionará los que nuestra generación ha ido jodiendo.

La marca Kelloggs ha dicho que estos falsos anuncios no tienen nada que ver con la compañía, así que, ¿quién se esconde detrás de los spots? Cuentan con una producción digna de una gran agencia de publicidad, a la vez que con una fuerte crítica a nuestra generación y probablemente (aunque no es evidente) a las políticas de la marca Kellogs. Iker Jimenez debería dejar de buscar fantasmas en los búnkeres de la meseta y empezar a investigar este caso.

Riikka Hyvönen: CULOS POLICROMADOS

Un año más, hemos superado la Navidad y con ella un ciclo de comidas familiares, villancicos edulcorados, niños con mandíbulas desencajadas y programas televisivos rebosantes de caspa. Decimos adiós con orgullo a todos estos elementos que tan jodidamente representan estas fechas, pero de lo que no nos desprendemos es del lechazo, los pimientos rellenos, el cocido, los polvorones y las figuritas de mazapán que se han agarrado a nuestra zona abdominal cual maruja a falda de Primark. “Es normal, es enero” es esa débil excusa que usamos todos intentando creer que febrero tiene un efecto faja que nos dejará con tipín de posguerra; si tan dura es la famosa cuesta de enero, ponte el chándal y súbela, porque, si no, no hay otra manera de deshacerte de tus nuevas amigas, las lorzas. Y es que, aunque nos pese, esto sólo se va enfrentándonos a nuestros demonios y entregándonos a la tiranía del fitness con sudor y lágrimas.

Hay mil maneras de hacerlo y todas ellas horribles: desde zumba con ladrillos en una mochila, hasta yoga en una sauna de vapor, dolor, sudor y dignidad zero. Riikka Hyvönen nos muestra con sus cuadros el sufrimiento de distintos traseros al calzarse unos patines en línea y besarse con el asfalto. Culos policromados que reflejan claramente el martirio contra los excesos navideños.
50-shades-of-purple-small-kopio
 —
omg-uk-made-in-uk1
 —
good-god-to-the-bruise-and-the-booty-way-to-go-out-with-a-bang
 —
violet-youre-turning-violet-violet-kopio
 —
i-got-a-really-beautiful-bruise-kopio
 —
oh-lord-bigger-kopio
 —
little-scratch-kopio

MOLLY CRANNA: LA MAESTRA DEL BODEGÓN

Ya estamos en 2016, el año pasado queda lejos y todo lo que publicamos en él ya se os ha olvidado, por eso, arrancamos con un nuevo post sobre bodegones e imágenes limpias, esta vez de la mano de esta artistaza llamada Molly Cranna. Trabaja con el rosa, el azul y el blanco a las mil maravillas, es muy amiga del flashazo y estamos seguros de que su desván tiene que ser un paraíso para todo aquel al que le encanta guardar trastos. Molly Cranna hace que todo lo que pase por su objetivo reluzca y convierte desechos en deseos.
molly_cranna_photography_lamondamagazine_1
molly_cranna_photography_lamondamagazine_2
molly_cranna_photography_lamondamagazine_3
molly_cranna_photography_lamondamagazine_5
molly_cranna_photography_lamondamagazine_6
molly_cranna_photography_lamondamagazine_7
molly_cranna_photography_lamondamagazine_8

LA MONDA MAGAZINE OS DESEA FELIZ 2016

Empezasteis como nosotros, levantándoos el 1 de enero pensando muy fuerte que el 2015 iba a ser vuestro año. Luego pestañeasteis un par de veces y era diciembre y el mes os miró como los raperos de verdad deben de mirar a Kanye West y os dijo: “nah, casi no”. Entendemos la sensación; también nos ha pasado.

Sin embargo, parémonos a pensar un minuto. En el 2015, hemos sobrevivido, con más o menos elegancia, a catástrofes naturales, económicas y culturales, a las bacanales de Navidad, al “hello, it’s me”, a los zumos détox y al normcore. Hemos hecho el ridículo, nos ha ido mal, bien, regular, fatal y Sónar. Hemos sido recompensados, hemos aprendido, hemos olvidado. Enrique Iglesias sobrevivió al ataque de un drone y no nos hemos levantado un día siendo Aramis Fuster por arte de magia, ni hemos probado que la combustión espontánea, efectivamente, existe. Ha habido 365 amaneceres y atardeceres, y gratis.

El 2015 ha sido nuestro año, como lo será éste que empieza hoy, porque todos los años son nuestros. Mirad mucho alrededor, no como en una película de terror, sino como si acabaseis de llegar de Saturno y todo fuese nuevo. ¡Feliz 2016!