SEBASTIAN WEISS: A LA ESQUINA

Sebastian Weiss me plantea que el mundo de las filias extrañas es más extenso de lo que, en principio, podría ser. Hay algo en sus fotografías que es tan único, tan perfecto y tan exacto que convierte el hormigón en algo casi sensual. Este fotógrafo alemán fascinado con la arquitectura desafía razones lógicas; de la misma forma que vuelan los aviones, sus edificios parecen ligeros, atractivos, libres de contexto.
Pedazos de cielo y estructuras son las que, básicamente, llenan el trabajo de Weiss de forma tan armónica que parecen tener vida. Si existiese un Playboy de edificios, serían los de Sebastian. Y yo, seguramente, terminaré como aquella gente que se casaba con monumentos nacionales y objetos.
2013-le-blanc-com-002medium_large-1382364774
 —
2013-le-blanc-com-009medium_large-1382364805
 —
2014-08-le-blanc-instagram-olympic-stadium-helsinkilarge-1407505485
 —
2015-08-le-blanc-instagram-expo-milan-vanke-pavilion-libeskindlarge-1440350096
 —
2015-12-sebastian-weiss-le-blanc-lisbon-champalimaudlarge-1449920332

JAMES BALL aka DOCUBYTE: HASTA EL FONDO

No podemos evitar sentir una especie de alegría interior, un cosquilleo por la columna vertebral, cada vez que nos topamos con alguien como James Ball, también llamado Docubyte. Es como beber el primer trago de Coca-Cola ese único día del año en el que te apetece tomarte una sin añadirle whisky ni sentirte un adicto a la basura azucarada.
James Ball es rotundo. No tiene miedo a que el fondo sea el protagonista de la composición; los objetos centrales que, en principio, deberían ocupar siempre la parte más extensa, a veces se pierden en colores plásticos y vivos por obra de Ball. Y acierta de lleno. Con su fórmula de muy potente gusto visual, fotografía y retoque le han publicado en casi todos los sitios en los que uno puede ser publicado en el Reino Unido. Un follow a Docubyte, sin duda.
1_ibm729
 —
7_docubytedressed-to-killtop-gun
 —
24_docubyteinkdoorslammersblue
 —
30_merica
 —
33_controldata1
 —
33_eaipace