Selfies de Oficina: Isabelle Wenzel

isabelle_wenzel_selfie_photography_lamondamagazine_4

Sí, sabemos lo que son los selfies y odiamos mencionarlos para empezar el artículo (incluso en el título). Un selfie, esa antigua «autofoto» que pasó a ser una foto Tuenti con «duckface» o un clásico autorretrato a lo Vang Gogh, un «whatever» a ti mismo. Estamos cansaditos de la palabra selfie, la oímos, y nos da repelús. A no ser que sean las 3 de la mañana y estemos en la exaltación de la amistad, porque en ese caso al grito de selfie nos apilamos con ese glamour que se merece y ¡tadáaa! Lo que pasa es que ahora estamos en el estudio, y nuestros seguidores ya se conocerán la estantería de atrás más que la pared de su cocina. Gracias a dios, aquí está Isabelle Wenzell para marcar una buena tendencia: medias de colores, una taza de té o un jarrón y un buen culo… ¡voilà! El combo para hacer un buen selfie a lo Isabelle Wenzel.

Isabelle es fantástica. El trabajo de esta fotógrafa alemana se basa principalmente en estudiar la forma del cuerpo humano. Posiciones casi imposibles que hacen que los cuerpos parezcan esculturas. Fotografías muy coloridas y con mucha tensión. ¿Se caerá la taza? Quién sabe. Imaginaos ese momento; presiona el botón y sale corriendo hacía adelante, se coloca culo en pompa, la tacita encima y …. ¡clink! Ahora imaginaos que repite el proceso hasta que la foto le parece perfecta. Una genia, eso es lo que es Isabelle Wenzel.

isabelle_wenzel_selfie_photography_lamondamagazine_1

isabelle_wenzel_selfie_photography_lamondamagazine_2

Deja un comentario