CHAD VALLEY

¿SYNTH POP? ¿CHILLWAVE? DA IGUAL, ES CHAD VALLEY

Hugo o Chad, ¿qué prefieres?

Normalmente le digo a la gente que me llamen como quieran. Llámame Chad si te apetece o llámame Hugo. En realidad, me gusta bastante Chad.

Yo siempre he utilizado un sólo nombre. ¿Cuáles son las ventajas de tener un alter ego que se sube al escenario, si es que hay alguna?

Es una pregunta interesante. Nunca pensé en utilizar mi nombre real para mi música porque parece que si utilizas tu nombre, es como algo más definitivo. Una especie de “ésta es la música que haces”. Me gusta moverme, cambiar y explorar, así que si utilizo otro nombre, me libero. Soy como Madonna (risas).

Yo iba a decir “como un camaleón”, pero Madonna también está bien…

Como un camaleón de Madonna.

Has estado interesado en la música desde que eras un niño; ¿de dónde viene esta pasión?

En mi casa ponían mucho afán en que mis dos hermanos y yo aprendiéramos a tocar instrumentos y a cantar. Solía ir a la iglesia porque ahí podía cantar, y fue ahí también donde empecé a aprender sobre música, en mi grupo de la iglesia. Cantábamos canciones religiosas, sobre todo. Me gustaba bastante, cosa que es rara para un niño pequeño.

¿Recuerdas cuál fue la primera canción que cantaste en tu vida?

Mmmm… Recuerdo cuando se estrenó El Rey León. Supongo que yo tendría alrededor de 8 años. Solía cantar las canciones a viva voz en mi cuarto; era una música genial. La volví a escuchar hace poco y, vale, no era tan increíble como lo recordaba, pero aún y todo…

Hay una palabra que he sido capaz de leer en todos y cada uno de los artículos sobre ti; “chillwave”. No soy, para nada, una experta en música electrónica, pero parece que hay bastantes voces críticas sobre lo que es o no es el chillwave o si existe una escena chillwave o no. ¿Nos iluminas el camino?

Lo que opino sobre esto es que… no tiene importancia, en realidad. Es un nicho tan pequeño que quizá estemos hablando sobre una docena de bandas como máximo. No me importa que la gente utilice el término porque es suficientemente vago como para no catalogarte. Lo del chillwave fue más importante hace un par de años; ahora, las bandas que lo hacían suenan bastante diferente, como yo por ejemplo, creo. No soy tan quisquilloso a la hora de describir música.

También pude leer una descripción muy bonita sobre ti; alguien dijo que eras la cara del nuevo Romanticismo inglés.

¡Qué guay! Me gusta, me lo quedo.

¿Sientes ese componente inglés en tu música?

Muy buena pregunta. Es raro porque casi toda mi vida he preferido la música americana; desde joven, solía escuchar a Sonic Youth, grunge, los sonidos de Nueva York… Siempre pensé que a la escena musical inglesa le faltaba algo; dicho esto, cuando escucho a bandas británicas de los 80, siempre noto la inspiración que llega a través de ellas, así que, no sé, quizá… siendo honestos, en Inglaterra siempre ha habido más apreciación por la música electrónica. En los Estados Unidos es algo casi nuevo; no quiero decir que ahí no se aprecie, pero la miran desde una perspectiva diferente.

¿No es más fácil simplemente llamar a tu música synth pop o pop electrónico?

Sí. Cuando viajo a Estados Unidos y me preguntan qué tipo de música hago, siempre contesto “synth pop”. Todo el mundo sabe a lo que me refiero; siempre contestan algo como “ah, como Eurythmics”… y no están tan equivocados. Mi música es pop y tiene sintetizadores, así que es synth pop. El chillwave… ¿qué es en realidad? No tiene sentido.

Háblanos de ese maravilloso concepto, el “yoghurting”.

(Risas) Sí, el yogurting… A ver, cuando escribo una canción, normalmente pone la línea vocal y los acordes primero; nunca escribo la letra hasta el final. Así que lo que hago es lo que mis amigos llaman “yogurtear”, que es no decir nada, pero hacer sonidos. Muchas veces cuando más tarde escribo las letras de las canciones, escucho ese “yogurting” que hice y elijo las pocas palabras que sí pronuncio. Viene a ser como un 80% sonidos y un 20% palabras. Al principio me daba vergüenza, pero cuando vi que otros compositores hacían lo mismo, me di cuenta de que no iba por tan mal camino.

Nosotros, como tú, somos fans de Barbie Girl de Aqua. ¿Se te ha ocurrido alguna versión?

No… aunque es un temón. Quién sabe (risas).

 

Web: Chad Valley

Entrevista: Ane Guerra