MONARCHY

VOTAMOS POR LA MONARQUÍA

Sabemos que sois Monarchy pero… ¿quién sois?
Esa es una pregunta compleja sin respuesta simple. Tratamos de ser humanos intentando encajar en el mundo que nos rodea, pero no siempre es tan fácil. Es una montaña rusa y una lucha constante. Alguna veces creemos que estamos muy cerca de encontrar la respuesta, sólo para darnos cuenta de que nunca hemos estado más lejos de ella. Probablemente la respuesta más simple sea “mu”-deshacer la pregunta.

¿Qué os unió?
La música, por completo. Nos conocimos a través de la música y hemos trabajado sin descanso en ella. Es nuestro lenguaje común y nuestro cimiento. Pero a pesar de que la música sea la razón, nos hemos dado cuenta de que somos personas muy parecidas. Tenemos la misma perspectiva de la sociedad y la creatividad. En muchos aspectos, somos hermanos.

Hay una imaginería muy destacada que siempre rodea a Monarchy. En esta sociedad, ¿el envoltorio es tan importante como el contenido?
Nos inspira cómo gente como Bowie o Pink Floyd o bandas más nuevas como The Knife o Daft Punk juegan con su imagen y su arte. Las bandas que sólo expresan su creatividad a través de la música se nos hacen un poco sosas y confusas. ¿Cómo pueden ser creativos pero sólo expresarlo en cierto aspecto? Gente conceptualista como The KLF nos inspiran también por su creatividad multifacética.

Habéis sido los primeros en grabar una canción con Dita Von Teese. ¿Cómo os enterasteis de que en realidad ella puede cantar?
Hasta que la pusimos en frente del micrófono no sabíamos si podía cantar. Ella estaba bastante nerviosa, pero la asesoramos y le dimos confianza, hasta que al final todo fue bastante rápido. Dita ha tenido muchas ofertas antes, así que somos afortunados de tenerla cantando por primera vez.

No enseñáis vuestras cara y tampoco dais vuestros nombres reales. Con la falta de iconos con los que identificarnos hoy en día, ¿taparse las caras hace que la audiencia se sienta más cercana a vosotros?
No lo hacemos, no. A veces pensamos que la audiencia se puede llegar a sentir más lejos de nosotros, pero nos gusta el anonimato. Nos gusta jugar con él y con nuestra identidad. En el futuro puede que juguemos aún más con ello, enseñar más o enseñar menos. Ya veremos.

¿Qué ocurriría si nos vistiéramos con vuestras máscaras y vuestros trajes?
Podríais convertiros en nosotros, y quizás nunca más querríais quitaros la máscara.

Se pueden ver muchas referencias a temas transgénero en vuestros vídeos. Volviendo a la cuestión sobre la identidad, ¿no tener una personalidad fácil de identificar abre las puertas a la propia interpretación?
El género es otra forma de jugar con la identidad. Y no es un blanco y negro, es un espectro. Todos tenemos una parte femenina y otra parte masculina, nosotros lo expresamos visualmente.

Siempre hay una sensación de incomodidad en vuestros vídeos, una especie de estética placentera mezclada con algo inquietante al final.
Todo va sobre el momento incómodo. Si no queda vacío.

Baudelaire dijo “dame tu barro y lo convertiré en oro”. Da la sensación de que vosotros sacáis los temas para vuestras canciones de algún lío amoroso que no acabó bien. ¿Es alguna especie de barro convertido en oro? ¿A quién le hicieron tanto daño en Monarchy?
A los dos nos lo han hecho. Lo maravilloso de la vida es que no hay final para el dolor, lo que significa que no hay final para la inspiración.

Vuestra monarquía, ¿es totalitaria o democrática?
Democrática entre nosotros dos. Totalitaria para el resto del planeta.

Hay algo muy kitsch en las monarquías europeas. ¿Podríais elegir a vuestro Rey y Reina favoritos?
A Ra le gusta Luis XIV el que más, porque durante su vida siempre apreció el gusto estético y el arte.

Vais a colaborar con el Crazy Horse Cabaret de París. ¿Nos podéis desvelar algo sobre este proyecto?
Ali Mahdavi nos hizo la sesión con Dita Von Teese y pasamos unas cinco noches con él en París, así que nos acabo pidiendo que compusiéramos música para su nuevo show en el Crazy Horse. Estuvimos en ese cabaret en Navidades con Dita y nos encantó, así que fue un gran honor. Hemos hecho algo especial para la ocasión, estamos bastante emocionados.

La electrónica puede ser uno de esos campos con más donde explorar todavía. ¿Hacia dónde va Monarchy, cuáles son vuestros próximos pasos?
Estamos explorando sonidos más orgánicos mezclándolos con la frialdad de las máquinas. Nos da la sensación de que hay vías muy interesantes por descubrir en esa dirección.

Les preguntamos esta cuestión a todos los entrevistados en La Monda. Os damos la primera parte de una frase y vosotros tenéis que completarla. Así que… “la expresión artística como forma de defender…”
Tus secretos.

Web: Monarchy

Entrevista: Ane Guerra, Guillaume Thomas, Andoni Beristain