HENRIK VIBSKOV

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_1

ENMARCANDO EL DESORDEN EN ORDEN

Henrik Vibskov es diseñador de moda, de esos al que le aplauden allá por donde va, y también se encarga de la escenografía y el atrezzo de sus colecciones y pasarelas. Expone por todo el mundo como artista plástico. Además, encabeza fundaciones. Ha dirigido películas de cine. Lleva años tocando la batería para Trentemøller, incluso lidera su propio proyecto musical llamado “Project Mountain Yorokobu”. Y habla de forma pausada, como si todo esto fuera lo más natural del mundo. En sus palabras, suena así.

henrik_vibskov_fashion_design_interior_space_lamondamagazine_5

henrik_vibskov_fashion_designer_interior_space_lamondamagazine_1

Eres diseñador, músico, artista, director de películas y alguna cosa que otra más… ¡Eres el hombre del Renacimiento!

No lo sé, en realidad. Algunos medios, como The New York Times, me han empezado a llamar así y no estoy muy seguro de lo que significa. No sé ni siquiera si me gusta la palabra.

Supongo que significa que puedes hacer muchas cosas y hacerlas muy bien.

Bueno… quizá, pero supongo que preferiría “multidisciplinario” o algo así.

En la era de la especialización, del ir a buscar el público objetivo y su nicho y ser muy específico en lo que hace cada uno, ¿nos estamos volviendo un cortos de miras? ¿Estamos olvidando las posibilidades?

No lo sé, depende un poco de cada uno. Está bien que la gente se centre en lo que le gusta, no deberíamos ir todos en la misma dirección. Sé que estoy un poco chapado a la antigua; simplemente me gusta hacer lo que hago. He estado metido en mil cosas al mismo tiempo desde siempre, ahora es como que no puedo cambiar. Es mi forma de manejar la creatividad.

Parece que a otras casas de moda sólo les interesa producir y vender las piezas que diseñan. Claro está que todos necesitamos un beneficio, pero, ¿le falta significado o mensaje al mundo de la moda?

Bueno, hay una nueva generación de diseñadores que están pensando en nuevas vías, que quieren centrarse en el concepto en lugar de simplemente decir “esta temporada voy a hacer jerseys”. Quieren afectar de forma más profunda, llegar a distintos niveles, beber más de fuentes académicas e intelectuales. Es curioso lo que pasa con el mundo de la moda porque siempre tendrás ese componente ostentoso ahí y mucha gente piensa que este mundo no es más que champán y oro. Obviamente no tiene nada que ver con mi mundo, pero veo lo que quieren decir. Es como la industria de la música: tienes a Britney Spears vendiendo miles de discos y luego tienes a buenos músicos haciendo música experimental. De todas formas, sí, es fácil ver que el mundo de la moda debería pensar en buscar algo más, llegar más allá.

¿Qué te empuja a explorar tus límites, tus fronteras, cada vez que creas algo nuevo?

Creo que necesito hacer cosas diferentes porque si no me aburro un poco. Necesito encontrar nuevas formas, estructuras, nuevas combinaciones de colores, nuevos conceptos… Todo lo que hago va de la mano y viaja conmigo al siguiente proyecto. Una vez intenté tomar un descanso y dedicarme a una cosa cada vez. Al final me lo acabé tomando con tanta calma, dejándolo todo para mañana, que se me pasó el tiempo y encontrar inspiración se me hizo más complicado que cuando hacía cinco proyectos a la vez.

Esto se me acaba de ocurrir pero… llamas la atención en todo lo que haces. Me pregunto si eres un perfeccionista o sale de forma natural

Soy un perfeccionista, es verdad, quizá un poco picajoso. A veces soy muy conservador, lo que es raro porque lo que hacemos es más bien caótico; me gusta que el marco sea estricto, tener un espacio organizado en el que trabajar. Dentro de ese espacio, todo puede ir con más libertad. Me gusta enmarcar el desorden con orden.

Supongo que escucharas la misma pregunta mil veces: ¿cómo te da tiempo a hacerlo todo?

Ya sabes, no estoy yo solo trabajando; tengo un increíble equipo de todo tipo de personajes y alguien que me guarda la agenda que me marea todo el rato… (risas). Es un grupo grande ayudando en todo.

Ahora en serio, ¿qué pasa en Escandinavia que todos parecéis perfectos?

Sí, pero es aburrido (risas). Somos países muy pequeños, nuestra historia está basada en la agricultura y la pesca y, por ejemplo, no tenemos una historia de la moda. Siempre hemos tenido que mirar fuera; eso es lo que ocurre ahora, que con lo que sea que hagas, tienes que atraer a gente de fuera. Si yo vendiera mis cosas solo en Dinamarca y Suecia no tendría ningún sentido.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Hay un montón de cosas que tienen que confirmarse, y aparte muchas exposiciones en Moscú, Seúl, Bruselas…

¿Hay algo que te gustaría hacer que nunca has hecho?

Sí, me encantaría probar con la arquitectura… ¿Construir algo quizá? Debería sacar tiempo para ello.

Me pregunto si eso es posible.

No lo creo (risas).

Les preguntamos esta cuestión a todos los entrevistados en La Monda. Os damos la primera parte de una frase y vosotros tenéis que completarla. Así que… la expresión artística como forma de defender…”

La sociedad.

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_7

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_2

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_3

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_4

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_5

henrik_vibskov_fashion_designer_lamondamagazine_6

 

 

Entrevista
Ane Guerra