MARIA LAPIEDRA

PEPINO PARA MI BOCA O CóMO REíRSE DE TODOS

¿Cuánto queda?

Salgo de cuentas el 26 de marzo. Ya no queda nada!

¿Cómo te encuentras?

Bastante bien, me duele la espalda y me noto la barriga a punto de explotar, pero bien.

Nos preguntábamos en La Monda Magazine si sería posible tener hoy delante a María Pascual en vez de a María Lapiedra, o teneros a las dos por lo menos.

¡Claro que sí!

¿Cómo se lleva lo de tener un personaje tan marcado siempre puesto encima?

Siempre encima no lo llevo. Sólo cuando a mí me interesa. Trabajo y diversión, en mi caso, van unidos.

Tú… ¿cómo te defines?

Como María Pasqual, soy una chica más. Licenciada en Filología Catalana, casi casada y casi madre, a la que le gusta ir al cine y comer palomitas.

Eres licenciada en Filología y con matrícula de honor. Habiendo estudiado Periodismo, Diseño y cosas del estilo, tenemos cierta idea de que tu carrera implicaba ser más aplicada que nosotros. Siendo esto así… ¿cómo llevas que te traten de tonta?

Cada vez hay más gente que se da cuenta de que la que realmente se ríe de todo el mundo soy yo, no ellos de mí. Ya lo dice un proverbio chino, que parecer tonto ante los ojos de un tonto, es cosa de sabios. Torrente parecía tonto y mira que bien le ha ido. Lo mismo digo para mí. Una persona tonta no podría vivir taaaantos años del cuento, ¿no crees?

¿Quien ríe último, ríe mejor?

Ríe con sinceridad. Los otros rieron antes por envidia.

¿Es María Lapiedra muy diferente a María Pascual?

Sí. Yo no podría ser como María Lapiedra. Moriría en el intento.

Has creado una marca con un nombre ficticio, al fin y al cabo. ¿Te dejas llevar o todo esto es un plan de márketing bien hecho?

Es plan de márketing, evidentemente. Todo es una estrategia de trabajo como tiene cualquier empresa.

¿Qué opinan tus padres de todo esto?

Con mi madre hace tiempo que no me hablo, pero no por esto, sino por otros temas. Mi padre está orgulloso de tener a una hija que no está en crisis y que es tan independiente; sabe que llegar a la fama es difícil y que permanecer lo es aún más.

Y ¿qué opinarías tú si tu hija siguiera tus pasos?

Le diría que sea feliz, que es lo único que importa en esta vida.

Tienes un perfil bastante famoso en el mundo del sexo y del erotismo. ¿Cómo veías el sexo cuando tenías 20 años y cómo lo ves ahora?

Antes el sexo molaba, ahora ya lo tengo aburrido. Ya no hago tonterías, con mi chico tengo más que suficiente.

¿Qué opinas de la gente que cree que comercias con tu cuerpo?

¿A los carcas y mentes cerradas? Paso de perder el tiempo con ellos. Sé que en el fondo les molaría ser más “normales”.

Hablas con una naturalidad aplastante de todo lo relacionado con lo sexual, incluso en Sálvame, cuando sabes que te está viendo casi todo el país. ¿Has pasado vergüenza alguna vez?

Jamás. La vergüenza es un impedimento que te pone la mente para no llegar donde quieras. Chorradas.

¿En alguna ocasión has querido pegarle una torta a algún colaborador de algún programa del corazón? No pedimos nombres, sólo saber si compartes nuestro sentimiento.

Sí, a María Patiño. La odio.

¿Crees que eso que hacen es periodismo o implícitamente asumís que estáis todos en un “circo” un poco más basado en lo mediático?

Yo voy ahí sabiendo que es un circo y yo la estrella invitada para convertirme en María Lapiedra durante un rato.

Y del espectáculo, te metiste en política. ¿Dónde te has encontrado a peor gente, en la tele o ahí?

En la política hay mas pornografía que en la propia pornografía.

María, ¿quién demonios te escribe las canciones?

Son de Salva Dávila. Es un crack.

Con todas las connotaciones positivas del mundo, porque a nosotros nos encanta y también somos un poco así, estás en camino de convertirte en un icono freak muy guay.

¡Muchas gracias! ¡Es lo que intento! El humor más inteligente es el de saber reírse uno mismo.

¿Qué es lo más freaky que has hecho?

Follar en la puerta de Alcalá de Madrid.

Con todo este mundo montado alrededor de María Lapiedra… ¿cuál es tu objetivo final?

Ser feliz y divertirme. Y vivir de esto, claro.

En La Monda creemos que el arte es una forma de expresión más y les hemos pedido a todos nuestros entrevistados que contesten a una misma pregunta, así que, entendiendo lo que haces como una forma de arte más… completa la frase
“La expresión artística como forma de defender…”

Lo que eres. Cualquier tipo de arte es divino. Hay que hacer que la gente tenga la mente más abierta y hacerles ver que hay otros mundos fuera de sus mediocres realidades.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Y3acUe-_4cM

 

Entrevista: Ane Guerra

Web: Maria Lapiedra

Fotos: Andoni Beristain

Asistente: Jose Carayol

Maquillaje: Lorena Martínez