THE DARKNESS

The Darkness  Press session 2015 la monda magazine

REENCARNACIÓN

Han tenido casi tantas vidas como discos publicados y ahora presentan Last Of Our Kind, su nuevo trabajo. Charlamos con Justin Hawkins, cantante de The Darkness, ese hombre capaz de romper cristal con sus falsettos que hizo que, en su día, causáramos destrozos auditivos intentando entonar “I believe in a thing called love” en algún karaoke.

Cada nuevo álbum de The Darkness causa una especie de emoción porque, a diferencia de lo que pasa con otras bandas, nunca se sabe lo que va a pasar con vosotros. Aún sorprendéis a la gente.

¡Eso está muy bien! En realidad, creo que hay mucha gente que se sorprende de que aún existamos, pero sí, somos una banda sorprendente. Yo lo llamo “surprise rock”. Un buen género, ¿no?

He leído que queríais hacer un álbum de guitarras, de riffs. ¿Por qué se convirtió en un propósito?

Bueno, creo que entendimos que eso es lo que mejor hacemos. Es la parte más divertida para tocar en directo, para empezar, y estoy muy cansado de hacer discos que no disfruto tocando en conciertos. Tenemos que sacar material que nos haga sentir bien, porque creo que la gente lo ve; nadie quiere ir a ver a The Darkness para no vernos disfrutar. Además, ahora somos un poco mayores y sabemos lo que queremos hacer.

¿Es volver a los básicos como volver a casa, a veces?

Sí, de alguna manera. En nuestro caso, creo que tiene más que ver con el tiempo; antes se comentaba mucho lo que los fans querían de nosotros y lo entendimos todo mal, porque lo que en realidad querían los fans era simplemente vernos pasárnoslo bien. Somos muy afortunados de tener unos fans que quieren que seamos felices y que nos vaya bien. Sé de bandas que tienen seguidores que no quieren que se hagan famosos porque de esa forma retienen una especie de propiedad del grupo, pero los fans de The Darkness quieren que nos hagamos muy conocidos para decirles a sus amigos: “te dije que eran la mejor banda del mundo”.

Como has dicho, todas las bandas tienen una base de fans acérrimos. Lo que ocurre con los de The Darkness es que están, en el buen sentido de la palabra, un poco grillados.

Sin duda. “Fan” es la abreviatura de “fanático”, así que de alguna forma… es un desorden. Somos muy afortunados y estamos muy agradecidos de tener nuestro propio The Darkness Army apoyándonos y dando caña, es lo que más necesitamos.

Mucha de la imaginería en Last Of Our Kind, vuestro último disco, tiene ese poso de guerra, batalla y vikingos. ¿Si tuvieras que luchar por algo o contra algo, por qué sería?

Si mi mujer estuviera aquí diría “¡lucha por los animales!”, “¡parad de comer animales!”. Creo que tiene razón. Esto es un poco raro de admitir pero yo siempre, permanentemente, he creído en la reencarnación. Y también creo que todos los organismos del planeta o universo están conectados. La vida es una gigantesca… cosa. Esa es mi versión de la espiritualidad. Y los animales, que son parte de ella, son tratados de forma horrible. Me horroriza. Así que, sí, comed la mayor variedad de plantas posibles.

Nuestra base está en el país del toreo, un gran ejemplo de lo que dices.

¡Sí! El toreo es una cosa rara; la vestimenta es maravillosa y los toreros parecen de otro mundo, pero son increíblemente crueles. Todo el mundo debería vestirse así, porque nos veríamos magníficos, pero en ningún caso debería conllevar la tortura injustificada y el asesinato de un toro.

Me dijeron una frase una vez que se podría aplicar bien a The Darkness: “tomarse las cosas con sentido del humor, no es lo mismo que tomárselas a la ligera”. Vosotros ponéis en práctica un muy saludable sentido del humor.

Sí, intento hacer las cosas con sentido del humor, pero lo más seriamente posible. No es fácil, porque desde que era un niño siempre me han dicho que me tome las cosas con más seriedad. Oigo muchas veces lo de “no sé si estás de broma o no”, debido a mi personalidad. Aquí lo que pasa es que… casi todo lo que se escucha en la música son malas letras, que si loco esto o loco lo otro. Los mejores letristas eran gente con humor, como Bon Scott o Freddy Mercury, graciosos e inteligentes. Me parece que si no repites los clichés, te critican sin más dilación. Pero nosotros no vamos a usar tópicos; somos The Darkness, vamos a hacer algo divertido y diferente.

Aunque The Darkness hace referencias a otras bandas en entrevistas y supongo que toma inspiración de otros grupos, siempre habéis hecho las cosas a vuestra manera en la mezcla de puesta en escena, música, vídeos e incluso la ropa. ¿De dónde sale la creatividad?

Buena pregunta. Es… una combinación de cosas; los cuatro somos muy distintos, nos vestimos de forma diferente y venimos de ambientes distintos también. La gente antes nos solía comparar con las Spice Girls porque cada uno es lo mejor de cada casa, pero es más porque… no salíamos juntos cuando crecimos y vivimos experiencias diferentes. Además, ninguno está dispuesto a comprometerse tanto con lo que significa ser una banda de rock (risas).

No se os podría haber inventado.

(Risas) Sí, a ver, ¿quién inventaría algo así? Pero es gracioso, porque cuando empezamos, antes de sacar el primer disco, existía la teoría de que éramos una especie de superbanda creada por la industria musical. Tendrías que ser un genio muy malvado para hacerlo.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro ahora?

Me gustaría… en realidad, lo que me gustaría es sacar otro disco. Sentimos como que volvemos a tener 28 años.

Habéis tenido una carrera larga y con historia. ¿Qué es lo más importante que has aprendido en este tiempo?

Lo más importante que he aprendido ha sido que sólo hay una opinión que importa, y es la tuya. Tienes que sentirte bien con lo que haces, porque es la única manera de sentirte conectado. Éste es un negocio complicado y hay que ser sinceros con uno mismo.

Les preguntamos esta cuestión a todos los entrevistados en La Monda. Os damos la primera parte de una frase y vosotros tenéis que completarla. Así que… “la expresión artística como forma de defender…”

… la verdad.

Entrevista
Ane Guerra