El humor corrosivo de Erwin Wurm

Al mirar la obra de este artista austríaco nos entra la risa. Una risa provocada por el humor y por los nervios: bajo esta forma lúdica de arte se cierne algo inquietante…
 En efecto, Erwin Wurm explora el absurdo del cotidiano con sus puestas en escena mordaces y humorísticas: por ejemplo, el hombre se vuelve un bloque-traje anónimo listo para agregarse a sus semejantes como material de construcción de la Torre Consumo. Sus graciosas esculturas hinchadas evocan una sociedad que se atiborra de todo: velocidad, tecnología, alimentación, información… En resumen, que se apura en el fango del consumismo. Nos ha dejado cautivados esta magistral combinación de arte y humor. Algunos, como los Red Hot Chili Peppers, se han inspirado libremente en el trabajo del artista (videoclip “Can’t stop” abajo). En cualquier caso, ¡tocado y hundido!