Also Shot on Iphone 6: Una buena cura de realidad

Cuando lanzas una campaña publicitaria a pie de calle, eres consciente de que tus diseños pueden ser mancillados ya sea con graffitis, con bigotes o esvásticas en las frentes de niños angelicales. El público es malo, cruel y, aunque me duela aceptarlo, jodidamente creativo. Un ejemplo del último golpe del temido «tuneo publicitario» es el sufrido por Apple con su inspiracional campaña de potentes imágenes supuestamente capturadas con su último iPhone 6. Los publicistas intentan colárnosla haciéndonos creer que todos los usuarios de Iphone son expertos fotógrafos, aventureros que recorren paisajes agrestes en busca de esa instantánea que nos deje sin respiro.

Sin embargo, por mucho que Apple quiera presumir de ser una marca elitista de público refinado, la realidad es muy distinta; su público objetivo no son sólo fotógrafos, diseñadores y jóvenes emprendedores amantes de la comida macrobiótica, sino todo lo contrario; son una gran masa de usuarios expertos en corrientes esteticas del «selfie en espejo» o «selfie contrapicado». Ésta es la verdad que sale a la luz con la contracampaña que han creado los genios (no hay otra manera para describirlos) de «Also Shot on iPhone 6», quienes muestran el banco de imágenes real de los usuarios de Iphone. Respondiendo las mentiras publicitarias con realidades bochornosas, ¡así sí que nos gusta que se boicoteen las campañas publicitarias!

also shoot on iphone 6 photo freak lamondamagazine

also shoot on iphone 6 photo freak lamondamagazine

also shoot on iphone 6 photo freak lamondamagazine

also shoot on iphone 6 photo freak lamondamagazine

also shoot on iphone 6 photo freak lamondamagazine

LOUIS VUITTON HACIENDO ESQUINA

Que sería del mundo de la moda sin sus característicos escándalos a los que nos tienen acostumbrados; esta vez vienen de la mano de la casa francesa Louis Vuitton. No es nuevo que se tache a las modelos de vender su cuerpo delante de una cámara y no nos incumben aquellos que debaten si es verdad o mentira, los que sacan la vena filosófica y los que venden humo. En el último vídeo publicitario de la firma no podrían haber sido más «claros». Con una madame como Marc Jacobs, los más críticos también lucirían palmito en cualquier esquina.