NOCHEVIEJA: ALCOHOL, DROGAS Y RAMEN

¿Qué hacemos este fin de año? En el top 10 de preguntas coñazo, ésta encabeza la lista. Año tras año, la sociedad se va desesperando progresivamente a medida que finaliza el mes de diciembre. Como pollos sin cabeza, escribimos en todos los grupos de whatsapp, preguntamos a desconocidos por la calle y confirmamos asistencia en todos los eventos que lleven como título «fin de año»: fin de año yoguivegano, fin de año especial snuff movies, fin de año con el Imserso… Todo vale con tal de no quedarte tirado sin plan y encontrarte la noche del 31 practicando la maniobra de Heimlich a tu abuela por haberse tragado doce uvas de golpe con prótesis dental incluida.

Sociólogos de todo el mundo intentan averiguar por qué existe la necesidad de agarrar semejante curda para dar la bienvenida al año nuevo; de ancianos a menores, nadie se salva de beber como si tuvieran un hijo en la cárcel, quizá por querer quemar todos los demonios interiores al digerir los infumables refritos de “lo mejor del 2015” o simplemente por intentar olvidar lo pésimo que ha sido el año y ver que el que se avecina no será mucho mejor.

Fin de año no sólo se basa en beberse hasta el agua de los floreros, sino también en recibir los primeros días del año nuevo tirado en un sofá, cama ajena o cuneta de carretera queriendo ser enterrado en cal viva. La resaca de enero es el martirio por el que todo ser humano debe pasar: días de tristeza, autocompasión y canciones de Laura Pausini.

Para cerrar el año, ya que estamos en época navideña y el comer hasta vomitar está a la orden del día, os traemos el proyecto de Josh Josh Jones, quien utilizó la resaca como motor creativo para crear el instagram @celebrities_in_ramen, donde, tal y como el nombre indica, el artista sitúa a famosos dentro de boles llenos de fideo y sopa. Un proyecto sin razón alguna que nos ayuda a eliminar la sobredosis de mensajes azucarados de fin de año.

 

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_danielcraig

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_fonzie_mork

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_harrystyles-list

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_rashida_jones

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-Ramen_Tomhanks

JAMES OSTRER: TEN AMIGOS PARA ESTO

A nosotros nos parecía muy normal y natural por aquella época, pero, en realidad, los excesos cuasi-raveros en los que, fiesta de cumpleaños sí y fiesta de cumpleaños también nos adentrábamos cantando un cumpleaños feliz a siete velas en una tarta y acabábamos embadurnados en Nocilla, polvo de cheetos, barro y virutilla de colorines «comestible», no tenían nada que envidiar a las mejores fiestas de Puerto Banús de los 80.

Tenemos la firme convicción de que algún tornillo se le debió de aflojar asistiendo a una fiesta de éstas a James Ostrer. Tiene que ser eso; si no, no hay otra forma de explicar las maravillas retrato-culinarias que crea el artista británico. Cogiendo a amigos (suponemos que son amigos, porque no sé qué desconocido se prestaría a tener que lavarse el pelo 5 veces para quitarse el olor a nata) que bien podrían estar drogados con formol, Ostrer critica la excesiva dependencia al azúcar de nuestra sociedad con una estética brutal y atractiva. ¿Feliz cumpleaños?

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

james ostrer photo masks lamondamagazine

ANNA POGOSSOVA: ¿CUÁNDO NOS MUDAMOS A AUSTRALIA?

Bien que sea el país con más animales súper mortíferos del planeta, que todo el centro sea un terruño rollo Los Monegros, que haya serpientes con más veneno que las adolescentes llamadas Tiffany de los institutos americanos y que pille bastante a desmano de lo que es el resto de la civilización, pero nosotros hemos valorado seriamente irnos a Australia. Mañana. ¿Un país tan eficiente como Suiza pero lleno de surfistas? ¿Dónde firmamos?
El caso es que, aparte de deportistas esculpidos por Miguel Ángel, en Australia también les sobra talento creativo. Anna Pogossova, fotógrafa e ilustradora, podría ser un ejemplo clarísimo; lleva años haciendo lo que más tarde se ha puesto tan de moda, el bodegón plástico, pasteloso, surrealista y casi comestible. Asentada en Sydney, su trabajo está muy unido al mundo de la moda y ha colaborado para revistas como Vogue, ELLE, Catalogue y Grazia entre otros. Su impresionante ojo para la creación ya es suficiente para fijar nuestra vista en las antípodas.
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine
anna pogossova photography still life color la monda magazine

MERENDOLA DE PANTONES, WENDY VAN SANTEN.

En el siglo XVII los bodegones eran realistas, oscuros e incluso viscerales; en aquella época lo predominante en el terreno artístico era lo comúnmente aceptado. Y si antes, en el Barroco, lo que causaba furor y movimiento de pelucones empolvados era ver un bodegón de manzanas, ahora lo que causa furor (y mueve alguna que otra peluca) es ver un brócoli gigante cubierto de miles de bolitas de caramelo, sobre un fondo de color plano. Wendy Van Santen nos muestra, en formato fotográfico, su mundo de color e ironía. Esta artista que reside en Amsterdam es, nos damos cuenta, ejemplo perfecto de la corriente estética que está triunfando en todos los campos creativos. ¿Volvemos a lo comúnmente aceptado? Sí, pero así, da gusto.

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

wendy van santen still life photography

Nabos, pepinillos y mucha brillantina. Wyne Veen.

Estamos cansados de ver publicidad y cansados de la falsa perfección que nos intentan vender, tanta que parece que para que algo sea agradable a la vista, tiene que estar perfectamente colocado, maquillado o retocado. Pero las reglas están cambiando y la artista Wyne Veen es una muestra de ello. Afincada en su ciudad natal Amsterdam, Wyne fotografía objetos cuya función principal es bien diferente de lo que ella saca a relucir. Un pepinillo hecho escultura, pan de molde vomitando virutas dulces o una orgía de vegetales liderada por un nabo gigante son cosas que han salido de su cabeza. Ha colaborado con marcas y publicaciones como Ikea, Wallpaper, Glamour París, Sang Bleu, Vodafone… Calidad estética para parar un tren y un ojo brillante en las composiciones gráficas. ¡Arriba la Wyne! 

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

wyne veen still life bodegon photography

FELIPE BARBOSA

A un fotógrafo se le puede considerar multidisciplinar cuando tiene la destreza de retratar objetos de lo más variopinto y distantes entre sí manteniendo su toque característico. Barbosa es un ejemplo; este joven fotógrafo brasileño ha fotografiado tanto a modelos, a comida, automóviles, paisajes e incluso drag queens, creando así un universo personal para poder mostrarlo al mundo entero. ¡Esperamos que Felipe se anime a hacer una sesión de fotos en el carnaval de Río para poder tener una sobredosis de plumas, purpurina y tangas!

 

felipe_barbosa_photography_lamondamagazine_2

felipe_barbosa_photography_lamondamagazine_3

felipe_barbosa_photography_lamondamagazine_4

felipe_barbosa_photography_lamondamagazine_5

felipe_barbosa_photography_lamondamagazine_6

 

 

PIZZA IN THE WILD, DE JONPAUL DOUGLASS

Ésta es una historia basada en hechos reales, muy pero que muy reales. Ayer por la noche fui al Domino’s salivando. Necesitaba una pizza con peperoni y mozzarella, repleta de grasa y aceite y con el borde relleno de queso. Mi cuerpo me pedía un chute de calorías, ya sabéis. A veces pasa; yo lo llamo cariñosamente “un ataque de gorda con post remordimiento”. Total, que tras pedírsela al señorito con gorra de Domino’s, me informa de que las pizzas se han escapado. Estupefacta y con los ojos llenos de ira (quizás también de hambre) exigí una explicación. El pobre hombre con gorra sólo pudo enseñarme las fotos de su móvil en las que las pizzas habían viajado a lugares extraños en busca de libertad. Me fuí a casa resignada y me hice un bocadillo de jamón que me comí llorando.

Todo esto es mentira (aunque podría haber pasado perfectamente), pero es lo primero en lo que he pensado al ver las imágenes del fotógrafo Jonpaul Douglass. Me alucina pensar que alguien haya hecho una sesión de fotos a una pizza. Esto sólo es el inicio de una revolución: ¡arriba las pizzas gordas!

jonpaul_douglass_photography_pizza_lamondamagazine_1

jonpaul_douglass_photography_pizza_lamondamagazine_2

jonpaul_douglass_photography_pizza_lamondamagazine_3

jonpaul_douglass_photography_pizza_lamondamagazine_4

jonpaul_douglass_photography_pizza_lamondamagazine_5

¡Y que viva el estampado de Smooooth clothing!

Como ya bien sabemos, el mundo de la moda está ya bastante saturado, todo está hecho y es casi imposible destacar. He dicho casi. David Hidalgo lo ha conseguido. Con mucho esfuerzo, mucha investigación y mucho esmero-salero, esta marca tiene tienda y vende online por todo el mundo. ¿Queréis una sudadera de patatas fritas rollo McDonalds? ¿Os apetecen más unas gominolas o unas palomitas de colores? Pues entrad en su maravillosa web e intentad decidiros por una sola, a ver si lo lográis. Bienvenidos al mundo sudadera, aquí tenéis vuestro nuevo armario, bien diseñado y como no, bien estampado.

 

smoooothclothing_fashion_la_monda_magazine_2 smoooothclothing_fashion_la_monda_magazine_3 smoooothclothing_fashion_la_monda_magazine_4

Pete Deevakul

Para cualquier creativo, gráfico etc. los bodegones son un fetiche en el cual se pueden explotar todos los delirios que se tienen en la cabeza para realizar composiciones de gamas cromáticas y texturas imposibles. Pete Deevakul es uno de estos adictos. Este californiano ha trabajado para Vogue, Teen Vogue, T Magazine, DELL, Ann Taylor… Color, diversidad de materiales, objetos incoherentes mezclados creando una potente composición bizarra. ¡Arriba las alitas de pollo, las patatas de huerto, las alcachofas y el KIT-KAT!

PETE_DEEVAKUL_PHOTOGRAPHY_FOOD_LA_MONDA_MAGAZINE_1

PETE_DEEVAKUL_PHOTOGRAPHY_FOOD_LA_MONDA_MAGAZINE_3

PETE_DEEVAKUL_PHOTOGRAPHY_FOOD_LA_MONDA_MAGAZINE_4

PETE_DEEVAKUL_PHOTOGRAPHY_FOOD_LA_MONDA_MAGAZINE_5

Davide Luciano y Claudia Ficca

Dos mentes trabajando juntas son mas productivas que una sola. Eso es lo que debieron de pensar Davide y Claudia, casados desde el 2009. Unen sus fuerzas para realizar proyectos fotográficos con una calidad estética destacable. Él, fotógrafo/artista conceptual y director de cine entre Nueva York y Montreal. Ella, estilista profesional de comida (profesión WTF) y fotógrafa profesional en Nueva York. En sus trabajos mezclan lo absurdo, la ironía y clichés culturales pero siempre con una estética atractiva y muy directa. Destacamos su proyecto Cold Feet, porque en el fondo todos somos muy animales. Unos mas cerdos que otros.

davide_lm1

davide_lm2

davide_lm3

davide_lm5