Jessica Stoller, tetas esmaltadas

Las figuritas de porcelana; esos objetos de las artes decorativas que después de muchos años se han visto relegados al ostracismo de lo kitsch, a decorar las casas de nuestras abuelas y a provocarnos pesadillas edulcoradas. Por mucho que marcas como Lladró intenten dignificar esta rama de la artesanía, la porcelana esmaltada siempre estará rodeada de un aura de ñoñería viejuna, romanticismo casposo y malrollismo pastel. Partiendo del repelús que acompaña a este material nace la obra de Jessica Stoller, quien le ha dado un giro a la temática cursi de las estatuillas esmaltadas introduciendo imágenes donde el cuero, la muerte, los vómitos, la obesidad y las tetas (sobre todo las tetas) son los máximos protagonistas. Un nuevo imaginario escabroso de brillante acabado y colores pastel. Le pedimos a señor Lladró que se plantee ampliar su público objetivo y le dé un puesto de directora creativa a Jessica Stoller, que sin duda la muchacha lo petará fuerte y, de paso, hará que nuestras abuelas modernicen a lo trash la decoración de su sala de estar.

jessica stoller art porcelain

jessica stoller art porcelain

jessica stoller art porcelain

jessica stoller art porcelain

jessica stoller art porcelain

jessica stoller art porcelain

LOS PULPOS DE ADAM WALLACAVAGE

La evolución de la típica lámpara araña es la lámpara pulpo… Voila! Adam Wallacavage, eres un pillín. No hace falta decir por qué es la monda, ¿No? Desde nuestra más sincera admiración, pedimos al diseñador una lámpara gamba, una mesita de noche llama, un cepillo de dientes erizo y un taburete percebe. Queremos decorar la redacción y hacer competencia a cualquier zoológico que se tercie. No podemos decir mucho más.