DAVID ALTMEJD: EL FLUJO FLUYE

Flux. Flujo. Si tú también has tenido que mirar lo que significa, probablemente acudiste a Wikipedia y encontraste unos diez significados en Ciencia, Tecnología, Medicina y el Arte. Pero los de Wikipedia se tienen que espabilar, porque Flux es también el nombre que David Altmejd dio a uno de sus trabajos; “The Flux and the Puddle”, 2014. Y, además, es como se ha llamado a la retrospectiva del artista canadiense en el Museo de Arte Moderno de París.

Podemos describir qué parece Flux; una mezcla de formas y órganos en gestación y cristales en formación, un universo que mezcla sueños y pesadillas. Es plexiglás, cuarzo, poliestireno, espuma, arcilla epoxídica, gel epoxídico, resinas, s, yeso, pintura acrílica, látex, cable metálico, ojos de cristal, lentejuelas, cerámica, flores falsas, ramas sintéticas, cola, oro, plumas, aluminio, cocos, arpillera, luces fluorescentes, tinta, madera, granos de café, poliuretano. Es otra forma de belleza. pelo sintético, ropa, zapatos de curo, hilo, espejos, yeso, pintura acrílica, látex, cable metálico, ojos de cristal, lentejuelas, cerámica, flores falsas, ramas sintéticas, cola, oro, plumas, aluminio, cocos, arpillera, luces fluorescentes, tinta, madera, granos de café, poliuretano. Es otra forma de belleza.

david altmejd art exhibition paris

david altmejd art exhibition paris

david altmejd art exhibition paris

david altmejd art exhibition paris

david altmejd art exhibition paris

CHAD WYS: NO ES UNO MÁS

Si nos dieran un penique (qué anglofílico, lo del penique) cada vez que escuchamos que alguien está “revisando los clásicos”, llegaríamos a tener una tarjeta black. Desafortunadamente, somos más de números rojos y chatarra suelta en la cartera; oír que un artista está modernizando lo antiguo es pan de cada día.

Hay que admitir, de todos modos, que Chad Wys es harina de otro costal. Un pan novedoso. Este estadounidense graduado en Cultura Visual cambia los referentes del arte contemporáneo construyendo pequeños monstruos de Frankenstein coloristas. Wys vive obsesionado con el significado; hablando sobre dadaísmo y arte conceptual, crea, a base de pinturas brillantes, clavos y bustos, reinterpretaciones tan clásicas como actuales. La forma, la funcionalidad, la repetición y la exclusividad tienen significados diferentes en sus obras. Además de su arte, hay que destacar la colaboración que ha realizado con la marca inglesa Lulu&Co. Con gente como Chad Wys da gusto escuchar frases repetititvas.

chad wys visual artist art colour spray

chad_wys_art_lamondamagazine_10

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray la monda magazine

chad wys visual artist art colour spray

DUANE HANSON

Mira, pero no toques: seres congelados

La incómoda sensación de ir paseando por la calle y descubrir a una persona, o mejor dicho, personaje, que atrapa tu atención. Es un momento extraño. Te gustaría pararte en seco y continuar mirando a esa “cosa“ como si no existiera el tiempo. Te sientes cruel; tu pequeño corazoncito te recuerda que, aquello a lo que acabas de llamar “cosa”, es un ser humano, por lo que decides seguir caminando como si nada te hubiera distraído pero con un ojo en la acera y otro bizco controlando al ser en cuestión.

Imagina por un momento que tuvieras súper poderes y pudieras congelar el tiempo (todos hemos querido ser Harry Potter); podrías mirar con todo el descaro a cualquiera, contarle los pelos de la nariz o ver si sus calcetines son de Caprabo.
Una pena, porque los súper poderes no existen y Dumbledore, por mucho que te duela, tampoco. Las que sí existen son las esculturas híper realistas del artista americano Duane Hanson: abuelas en la compra, turistas con cara de turistas, mujeres de la limpieza y gordas en la playa. Hanson convierte lo mejor de las fantasías callejeras en esculturas para que las observes y las goces sin sentirte mal ni quedarte bizco. ¡Todo un lujo para los más cotillas!

duane hanson art exhibition

duane hanson art exhibition

duane hanson art exhibition

duane hanson art exhibition

duane hanson art exhibition

duane_hanson_art_la_monda_magazine_2

Los Carpinteros

Cuba, que bonita es Cuba. País de buenos puros, mujeres voluptuosas, playas paradisíacas y productor mundial de millones de llaveros con la cara del Ché. Éstas, entre otras muchas, son las imágenes que aparecen en nuestra mente al pensar en dicha isla; bueno, éstas y las maravillosas campañas publicitarias de Ron Brugal.

El hecho por el cual escribo este post es que uno no se esperaba que de semejante destino turístico saliera un grupo de artistas multidisciplinares tan prometedor como son Los Carpinteros. Desde dibujos hiperrealistas de objetos cotidianos repetidos hasta la saciedad, instalaciones que bien podrían llenar los mejores museos de arte contemporáneo, y replanteamiento de los conceptos básicos de diseño de mobiliario, no hay nada que se les escape a este grupo de cubanos que lo esta petando ahora mismo a nivel mundial. Desde La Monda os avisamos, no les saquéis el ojo de encima a estos cubanos; quién sabe, quizás les da por hacer un replanteamiento del mundo del souvenir con el retrato del Ché y dejarnos a todos tiesos.

¡A comer con el “Wurst Art” de Karsten Wegener!

Todos los de La Monda nos acordamos del más que repetido “hijo ¡no juegues con la comida!” que escuchábamos de pequeños y que reprimieron nuestros impulsos artísticos (del más inofensivo al más subversivo) que nos empujaban a hacer castillos de galletas, juegos con las Mikado, frescos en las paredes blancas con el zumo de remolacha… Afortunadamente para el patrimonio artístico de la humanidad mundial, parece que otros tuvieron mucho más libertad en su infancia. Es el caso del fotógrafo de publicidad alemán Karsten Wegener, que revisita unos clásicos del arte contemporáneo con un producto local y emblemático: ¡las salchichas Frankfurt! Así en la sección charcutería conseguimos El grito del jamón de Edvard Munch, el Caniche de salchichas de Jeff Koons, los Girasoles de Mortadelas de Van Gogh, Madre e hijo de salchichas de Damien Hirst,… ¿Homenaje o guasa? En cualquier caso ¡bon apétit!

KATE MACDOWELL, REGÁLANOS ALGO

¿Existe una fina frontera entre la belleza y lo grotesco?
Eso mismo piensa la estadounidense Kate MacDowell, creadora de piezas escultóricas que juegan con la vida y la muerte. Con sus preciosas obras quiere expresar y criticar el daño que provoca el cambió climático y la contaminación tóxica. Así pues, a veces desde un punto cómico y otros macabro, podemos disfrutar con sus animales descompuestos, del antropomorfismo y de orejas o lenguas. Especímenes únicos dignos de ser embalsamados en frascos de cristal. No sabemos si con esto consigue sensibilizar a mucha gente, lo que si sabemos es que esta escultora tiene un don especial para conseguir piezas excéntricas que mucha gente deseará en sus comedores.