Ryan Duffin: Bodegones contemporáneos

El bodegón, esa temática tan sobada en toda la Historia del Arte que produce un sopor terrible y que nos recuerda a esos cuadros que tienen en la sala de espera del dentista. En la época contemporánea, y con la fotografía como soporte, la temática de la naturaleza muerta la encontramos constantemente en los catálogos de charcutería del Lidl, en las fotos azuladas de platos combinados de Bar Manolo o de la mano de artistas emergentes como Ryan Duffin, que nos trae bodegones hechos con objetos cotidianos bajo estampados imposibles, imágenes que nos repugnan y nos fascinan a la vez. Duffin hace de lo feo y banal algo bonito. El new ugly vuelve pegando fuerte, no solo en diseño, moda o vídeo, sino también en el apasionante mundo del… ¡bodegón!

TIBURONES POR TODAS PARTES

La figura del tiburón en la gran pantalla siempre ha sido objeto de terror y miedo, pero, desde hace unos años, una serie de películas que rozan el cine serie Z han transformado al tiburón en algo más: un animal mezcla de sobrenatural y cómico (suponemos que sin ser ésta la intención de los grandiosos directores de estos films… Shit happens). Como ejemplo, Sharknado 1 y 2, un tornado lleno de tiburones. Se lo han currado con el nombre. Sharktopus, un tiburón pulpo. Y para terminar la ultima joya; Sharkalanche, una avalancha de tiburones en plenos Pirineos. Originalidad ante todo.