CON CUERNOS Y A LO LOCO. DANIL GOLOVKIN.

Está claro que, en el mercado de la fotografía de moda, el principal objetivo es mostrar el producto de una forma más o menos artística; en pocas ocasiones existe una doble intención del autor, ya sea con un concepto irónico o crítico. Pero un ejemplo claro de alguien que sí lo hace es el fotógrafo ruso Danil Golovkin. Destacamos de él una sesión de fotos hispano/rural/taurina en la cual muestra, de forma idílica, la tauromaquia, y rescata la estética castiza española, dándole importancia a la vida rural y pueblerina del país. Puede ser un cliché, pero parece que, de cara al extranjero, seguimos siendo el país de pandereta, del olé y la tortilla de patata.