SEBASTIAN WEISS: A LA ESQUINA

Sebastian Weiss me plantea que el mundo de las filias extrañas es más extenso de lo que, en principio, podría ser. Hay algo en sus fotografías que es tan único, tan perfecto y tan exacto que convierte el hormigón en algo casi sensual. Este fotógrafo alemán fascinado con la arquitectura desafía razones lógicas; de la misma forma que vuelan los aviones, sus edificios parecen ligeros, atractivos, libres de contexto.
Pedazos de cielo y estructuras son las que, básicamente, llenan el trabajo de Weiss de forma tan armónica que parecen tener vida. Si existiese un Playboy de edificios, serían los de Sebastian. Y yo, seguramente, terminaré como aquella gente que se casaba con monumentos nacionales y objetos.
2013-le-blanc-com-002medium_large-1382364774
 —
2013-le-blanc-com-009medium_large-1382364805
 —
2014-08-le-blanc-instagram-olympic-stadium-helsinkilarge-1407505485
 —
2015-08-le-blanc-instagram-expo-milan-vanke-pavilion-libeskindlarge-1440350096
 —
2015-12-sebastian-weiss-le-blanc-lisbon-champalimaudlarge-1449920332

STEPH WILSON: 1992

Está mal explotar los tópicos y ya hemos aprendido que la edad no importa, el tamaño tampoco, que las apariencias engañan y que los guapos de instituto envejecen mal. Pero Steph Wilson es de 1992; tiene 24 años. 24 años, es decir, ni un cuarto de siglo. Es muy joven. Y ahí está la magia.

Wilson vive en Londres y es artista, fotógrafa y tiene una mirada increíblemente trabajada. Da la sensación de que sus imágenes son momentos de historias en los que no se llega a saber exactamente qué está pasando, pero todos intuímos que algo inquietante hay en todo esto y no sabemos si queremos averiguarlo. Su discurso sobre el género y la belleza no hacen más que perfeccionarlo. Bendita juventud y sus emojis.

download-1 download-2

download-3

download-4

download-5

download

dsc_6978

CAROLINA MIZRAHI: VIVA BRASIL

Este año tenemos Olimpiadas y, admitámoslo, probablemente estaremos enganchados a la tele durante las 3 semanas de competición; nos vamos a tragar los saltos de trampolín como si compitiese nuestro hijo. Río de Janeiro se va a convertir en el centro del mundo y como por mucho que nos guste el show, el deporte en sí nos importa poco, hoy os hablamos de Carolina Mizrahi, nuestra carioca favorita. Sus fotografías son una mezcla perfecta de Dirección de Arte y estilismo, y tiene muchísimo gusto. Carolina, sabemos que no te veremos haciendo natación sincronizada, pero si tuvieras bandera propia, apostaríamos por ti.

imagebambini04_2000

VOGUEBAMBINI_06_1800

3_3_2000

IMAGE_02_2000

5_2000

4_2000

website2_1200

POLLY PENROSE: 10 SEGUNDOS

Encajar nunca ha sido fácil; el ser humano ha nacido tanto para vivir en sociedad  como para ser rechazado por ella. Como la pieza amorfa que te fastidia la partida de Tetris, algunas veces no podemos evitar sentir el escozor mental que hace que te cuestiones qué haces en ese cumpleaños en el todos hablan iraní profundo y no conoces ni al homenajeado.

Polly Penrose quiere encajar en el mundo. Así describe su trabajo, especialmente la serie “Body of Work”, un proyecto de autorretratos y desnudo en los que Penrose interactúa con cualquier objeto, hueco, cortina o silla que se encuentre en el camino. El disparador automático y la posibilidad de los moratones son el pan de cada día de esta fotógrafa afincada en Londres que encarna plasticidad e intriga en 10 segundos de magia.

IMG_1261_v2

IMG_0911_v2

IMG_8031_v2-copy

IMG_0377

IMG_9561

CLAYTON CUBITT: LOS RAROS

En toda clase de primaria hay siempre un niño en la última fila, tímido, retraído, que tiende a comerse los mocos, las gomas Milan o el cuello de la camiseta y que le entra un colapso nervioso cada vez que oye “Educación Física”. Ese tipo de niños son denominados “Los Raros”, “Taraos” o “Frikazos”, y en la vida adulta suelen tener vidas extremas a causa de su peculiaridad: se convierten en politoxicómanos, en falangistas o en jodidos genios.

No sabemos si Clayton Cubitt era de los raros que se comían los cordones de los zapatos, pero queda patente a través de su trabajo que es un genio bizarro. Desnudos a través de una persiana, albinos, sesión de moda con mujeres-caballo o un book entero de los esperpénticos Die Antwoord son algunos de los ingredientes que nutren el imaginario de éste más que consolidado fotógrafo norteamericano. Pasearse por su web es una sacudida de referentes que te ahostian en toda la cara y te dejan ojiplático. Clayton Cubitt, ¡al olimpo de los dioses de La Monda que vas!

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.10.37

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.10.48

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.11.03

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.11.17

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.11.33

Captura de pantalla 2016-02-03 a las 10.12.11

JONPAUL DOUGLASS: AMOR A PRIMERA VISTA

El scroll infinito de Tumblr o Pinterest son puro vicio, sobre todo cuando tienes mil millones de mails que contestar y no te apetece hacerlo. Mirar el móvil nos lleva automáticamente a abrir Instagram y darle al dedo, y lo mismo nos pasa con Tinder y la web de Jonpaul Douglass; es imposible parar de bajar y querer más, más y más. Este fotógrafo de Los Ángeles nos enamoró hace unos meses con su serie “Pizza In The Wild”, pero esta vez nos ha conquistado con sus bodegones y esa chispa que tanto le caracteriza. A Jonpaul le gustan los perros, los dinosaurios, la Nintendo y el café. A nosotros nos gusta él.

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_4

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_3

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_7

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_2

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_5

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_1

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_9

jon_paul_douglas_photography_lamondamagazine_6

Juno Calypso: Eternal Beauty

Es normal, no eres la única a la que le pasa. De hecho, nos pasa a todas. Siempre que encendemos el televisor queremos ponernos el pijama, taparnos bajo una manta y atragantarnos viendo del tirón todos los capítulos de “Las Chicas Gilmore”. Y es que es lógico que cada vez que oyes conceptos como “crema antiarrugas”, “cera depilatoria”, “gel vaginal chily”, “0 calorías” o “dieta sana” te hundas en la más absoluta de las miserias y quieras aferrarte a tu mejor amiga, la tarrina king size de Ben&Jerry.

La cultura alrededor de la imagen es el pilar de nuestra sociedad; hay una gran industria detrás que dicta cómo debemos ser, qué debemos llevar y nos castiga si nos hacemos viejas o salimos a comprar tabaco en chándal. El lobby cosmético ha cogido el lema de “la arruga es bella” y sea ha limpiado el culo; “no, guapa, no, la arruga es fea y tú estás gorda” es el lema que impera en los medios.

Por suerte, hay artistas que intentan dinamitar todo este sistema. Es el caso de Juno Calypso, quien adopta todo el imaginario del mundo de la cosmética para crear imágenes inquietantes, cercanas a transmitir el malestar que nos producen los anuncios de teletienda. Una artista que, siguiendo los pasos de Cindy Sherman, se disfraza para señalar la tiranía del rosa pastel y los anticelulíticos a través del vídeo y la fotografía.

juno calypso photo art lamondamagazine

juno calypso photo art lamondamagazine

juno calypso photo art lamondamagazine

juno calypso photo art lamondamagazine

juno calypso photo art lamondamagazine

juno calypso photo art lamondamagazine

HELLEN VAN MEENE: LAS CHICAS

Hellen Van Meene tiene esa clase de estilazo por el que muchos darían el brazo de sujetar la cámara; sabe fotografiar como a todo hijo de vecino le gustaría y juega con la luz mejor que las lucecitas del árbol de Navidad. Van Meene sabe captar, con mucho misterio, la belleza que hay oculta todas las mujeres del mundo. El contraste de color que consigue en su trabajo hace que su discurso gane más fuerza, consiguiendo que despierte una ansiedad insaciable de querer comprar y llenar las paredes de nuestros palacetes con sus preciosas fotografías. Hurra por Van Meene y las chicas.

0103

0243

0232

0361

0364

0077

0072

0413

TJ TAMBELLINI: El detalle de lo bello

Las fotos de Tambellini son bellas. En ellas, nos deleita con composiciones abstractas sacadas de situaciones cotidianas que se encuentra por la ciudad de L.A.

El trabajo de Tambellini consiste en magnificos planos detalle que hacen que el color tenga un protagonismo aplastante en cada imagen. Es visible, también, que tiene predilección por el hiperrealismo de lo banal; su materia prima son las piscinas, las plantas tropicales, los plásticos brillantes y las paredes coloridas, generando así un mundo de contrastes y patrones muy bien puestos en conjunto. Tambellini busca el detalle en lo bello y lo bello en el detalle.

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_4

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_3

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_2

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_11

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_10

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_9

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_8

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_7

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_6

tj_tambellini_photography_lamondamagazine_5

PETRINA HICKS: LA PERFECCIÓN EXISTE

¿Sabéis esa persona que, de tan perfecta, pierde la gracia y deja de ser atractiva instantáneamente? ¿Y la que por mucho que jamás ganaría un concurso de belleza cuenta con ese no sé qué que la hace irresistible?
La fotografía y el arte de Petrina Hicks lo combinan todo; la perfección y el atractivo, la pose y el momento, lo bello y lo inquietante. Lo fotográfico y lo pictórico. Su discurso sobre la estética de la mujer la ensalza y empodera, al mismo tiempo que la humaniza y la convierte en un ser natural sin manufacturas mezclándola con animales y fruta. Hicks sabe dónde y cómo moverse.
petrina hicks photography lamondamagazine
 —
petrina hicks photography lamondamagazine
 —
petrina hicks photography lamondamagazine
 —
petrina hicks photography lamondamagazine
 —
petrina hicks photography lamondamagazine