@BESSNYC4: CORTA Y PEGA DEL BUENO

Carnaza, erotismo, provocación, ironía y humor: el trabajo de @bessnyc4, usuario online de Douglas Abraham, creador de la marca Bess de joyería y moda, lo tiene todo. Instagram, que un día ya le borró la cuenta por no dedicarse a poner gatos y perros haciendo cosas sino caras de modelos de Givenchy pegadas a cuerpos de actrices porno de los años 70, es su galería; ahí es donde podemos encontrar ejemplos de sus collages pegados con lo que suponemos que es una mezcla de cola y crítica al mundo de la moda. Abraham presenta una combinación que es, válganos el lugar común, nueva, y se pasa por el forro el respeto a las grandes casas, convirtiéndose en un punky fanzinero con más seguidores que habitantes hay en Cuenca. @bessnyc4 es vitaminas para nuestro cerebro.

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

Jens Heervit

¿Qué ocurre cuando mezclas la abstracción, lo cotidiano, colores y una mente creativa? El resultado es Jens Heervit, artista alemán afincado en París. Heervit intenta abordar temas variados utilizando diferentes niveles de lectura, queriendo hacer partícipe al espectador en la interpretación de su obra; básicamente, Jens nos deja desvariar mentalmente con sus piezas artísticas creando bizarradas para no dejarnos indiferentes.
Jens mitifica lo absurdo pero siguiendo siempre una linea estética muy marcada y característica. Este alemán puede ser una referencia muy a tener en cuenta, ¡no le perdáis la pista!

jens_heervit_photo_lamondamagazine_1

jens_heervit_photo_lamondamagazine_2

jens_heervit_photo_lamondamagazine_3

jens_heervit_photo_lamondamagazine_4

jens_heervit_photo_lamondamagazine_5

jens_heervit_photo_lamondamagazine_6

VOTE FOR NIXON! Matt Henry

“Si tuvieras que volver a nacer y elegir una época, ¿cual sería?”. Esa pregunta coñazo a la cual personas con pocas habilidades de entablar amistad recurren constantemente, esperando de manera ansiosa una respuesta que analizar para llevar el hilo de la conversación. Desde siempre he afirmado que mi lugar en la historia era ser señor feudal y gozar del maravilloso (y desgraciadamente extinto) derecho de pernada; sin embargo, mi respuesta ha cambiado completamente desde que descubrí la obra del fotógrafo Matt Henry y sus escenografías de las profundidades de la América de Nixon. Sin lugar a dudas, yo debería haber nacido en un pequeño pueblo de Iowa, ir a conciertos de country, ser del club de amigos del rifle, tener animales disecados en mi salón y defender a capa y espada a Richard Nixon y el liberalismo más descarado. Vivir una vida como la que nos presenta Matt Henry en sus imágenes que recrean los Estados Unidos en los años 60 a partir de platós y falsos escenarios, con Elvis cantando en todas las pantallas de televisión, viendo a los hippies universitarios manifestándose en la calle mientras lustro mis botas mascando tabaco, rifle en mano… Esa es la vida que yo debería haber tenido, vivir el american dream republicano y no la crisis del ladrillo español… En fin, como mínimo siempre nos quedará la obra de este fotógrafo, la discografía de Elvis y una botella de bourbon para recordar la época que jamás vivimos.

matt_henry_lamondamagazine_photography_7

matt_henry_lamondamagazine_photography_5

matt_henry_lamondamagazine_photography_4

matt_henry_lamondamagazine_photography_3

matt_henry_lamondamagazine_photography_2

matt_henry_lamondamagazine_photography_1

 

LO MOLESTO DE KATERINA KAMPRANI

Un genio, el tío que inventó la rueda. Lo hizo bien, lo hizo fácil, lo hizo pensando en el consumidor final, o en cómo escapar más rápido del * insertar nombre de animal feroz, malo y peligroso * que olisqueaba el aroma por eso de que le había entrado gusa. Un diseño 10, vaya. El Phillippe Starck del siglo V antes de Jesus Christ, representing Mesopotamia.

Y desde ese momento, siempre se ha intentado crear objetos que funcionaran de forma, bueno, eso, funcional. Desde la antes mencionada rueda a Steve Jobs, todos obsesionados con lo orgánico, intuitivo, útil. Hasta llegar a la Grecia, pero moderna. A la arquitecta Katerina Kamprani, que se ha propuesto despertar en nosotros los sentimientos más hostiles hacia el diseño. Esos mismos sentimientos que afloran cuando ves una única baldosa mal puesta en la calle, hormigonada hasta los bordes, sin posibilidad de cambio (algunos tenemos el TOC más acuciado, también es verdad). Kamprani ha inventado en su colección The Uncomfortable (Lo Molesto) platos de pelo, tiradores inflables, paraguas de cemento, botas de agua peep-toe y demás aberraciones en 3D, sólo para recrear ese escalofrío sutil con el que puedes vivir pero que pica lo mismo que la idea de dormir con una araña en tu cuarto.

Nos quedamos con el diseño de cubertería; no se nos ocurre mejor forma de poner nervioso al personal. Bueno, sí. Convenciendo a Ikea para que lo comercialicen.

katerina_kamprani_lamondamagazine_3d_1

katerina_kamprani_lamondamagazine_3d_2

katerina_kamprani_lamondamagazine_3d_3

katerina_kamprani_lamondamagazine_3d_4

katerina_kamprani_lamondamagazine_3d_6

Los selfies de Jaimie Warren

El fenómeno “selfie” está por todas partes, desde las ancestrales fotos delante del espejo y sacando morros tan perpetuadas por el estilo choni , hasta los contrapicados imposibles protagonizados por japonesas edulcoradas. Nadie puede escapar de este narcisismo mediático y menos después del famoso “selfie” de los Oscars cuyo reblogeo ya nos está tocando los huevos. En serio, han pasado dos semanas, lo hemos visto todos, parad.

En fin, era inevitable que ante tal explosión de egocentrismo y representación del “yo” aparecieran figuras tan perturbadoras como la de Jaimie Warren, que ha decidido llevar el “selfie” hasta límites insospechados, y la verdad es que se ha pasado tres pueblos.

Jaimie Warren se hace selfies (o lo que viene a ser el típico autorretrato fotográfico) disfrazándose de distintos personajes mediáticos, como Lana Del Rey, y combinándolos con distintos tipos de comida rápida. Como os podéis imaginar el resultado es de lo más perturbador. Vemos como el artista nos muestra a personajes como Lasagna Del Rey, OreOprah (Oprah Winfrey + Oreo), JonBeignet Ramsey (la mártir infantil JonBenét fusionada con una torrija) o Rod Steward siendo un pretzel, a la vez que eleva la práctica del selfie al pedestal del Alto Arte.

jaimie_warren_la_monda_magazine_1

jaimie_warren_la_monda_magazine_3

jaimie_warren_la_monda_magazine_4

jaimie_warren_la_monda_magazine_5

jaimie_warren_la_monda_magazine_6

jaimie_warren_la_monda_magazine_7