PLATOS PARA COLECCIONAR. ARTEFACTO.

Como en cualquier familia española de pro, en casa se tiene la vajilla buena escondida y tu madre la saca de su escondite únicamente en dos ocasiones; la primera es cuando su suegra (o sea, tu abuela) viene a cenar y la otra es cuando limpia el armario donde está colocada. Mientras tanto, no te queda otra que comer en esos platos descoloridos y desconchados tras años de duro trabajo, y suerte tendrás si tienes dos platos iguales dentro de la vajilla. Pero tranquilos, como nosotros pensamos en todo, aquí os proponemos una vía de escape de lo mas kitsch y surrealista. Platos que son auténticas obras de arte para combatir el aburrimiento de las comidas familiares. ¡Gracias Artefacto!

Iugoslavia-Industria musical

Lo sabéis, nos encanta lo freak, la mierda casposa. Como ya habréis oído, el mal gusto no entiende de fronteras ni culturas, y habréis podido comprobar nuestra fijación por el peculiar estilo musical de algunos países de Sudamérica (donde la Tigresa del Oriente es ama y señora) o por los peculiares inventos que desarrollan en Japón. Pues bien, intentando mostrar un nuevo enfoque hacia la cultura del mal gusto, hemos decidido centrar este post en el este de Europa, exactamente en la antigua Yugoslavia. De este extinto país desconocíamos su tradición musical, y lo que es mas interesante, su estética chunga malrrollera. Aquí os mostramos una recopilación de portadas de CD, que compiten directamente (casposamente hablando claro está) con los discos que podríamos encontrar en cualquier gasolinera de nuestro país. Desde una mujer campesina enseñando carnaza sobre un coche de la antigua URSS hasta un Papá Noel con tendencias politoxicómanas. ¡En la industria musical Yugoslava hay lugar para todo el mundo! ¡Pasen y vean!



PD. Un vídeo para que veáis que la calidad del conjunto es pa’ mear y no echar gota.