LA MONDA MAGAZINE OS DESEA FELIZ 2016

Empezasteis como nosotros, levantándoos el 1 de enero pensando muy fuerte que el 2015 iba a ser vuestro año. Luego pestañeasteis un par de veces y era diciembre y el mes os miró como los raperos de verdad deben de mirar a Kanye West y os dijo: “nah, casi no”. Entendemos la sensación; también nos ha pasado.

Sin embargo, parémonos a pensar un minuto. En el 2015, hemos sobrevivido, con más o menos elegancia, a catástrofes naturales, económicas y culturales, a las bacanales de Navidad, al “hello, it’s me”, a los zumos détox y al normcore. Hemos hecho el ridículo, nos ha ido mal, bien, regular, fatal y Sónar. Hemos sido recompensados, hemos aprendido, hemos olvidado. Enrique Iglesias sobrevivió al ataque de un drone y no nos hemos levantado un día siendo Aramis Fuster por arte de magia, ni hemos probado que la combustión espontánea, efectivamente, existe. Ha habido 365 amaneceres y atardeceres, y gratis.

El 2015 ha sido nuestro año, como lo será éste que empieza hoy, porque todos los años son nuestros. Mirad mucho alrededor, no como en una película de terror, sino como si acabaseis de llegar de Saturno y todo fuese nuevo. ¡Feliz 2016!

LA MONDA MAGAZINE OS DESEA FELIZ NAVIDAD

Podéis ser de esa raza a la que os gusta tanto la Navidad que, aunque te pongan al lado del individuo más canso de toda la familia en la cena de Nochebuena, tu espíritu, ilusión y, sobre todo, paciencia, seguirán siendo tan inquebrantables como las construcciones capilares de la Campos.

También podéis pertenecer a la raza opuesta; aquellos que, aunque sea agosto, se cruzan con una combinación de colores roja, verde y blanca y se ponen de tan mal humor que valoran revivir la leyenda del Krampus.

En La Monda Magazine pensamos que, os gusten las Navidades o no, si la historia consiste en expandir el salseo generalizado, el beber, el comer, los regalos, quererse a ti mismo a quererse tu mucho (vídeo) y a los que te rodean, de entrada, nos subimos al carro. Con tanta brillantina y tanta decoración, acabaremos conquistando el carro, conduciéndolo y montando un desfile digno de Río De Janeiro.

Como decía José Feliciano (vídeo) (con ese apellido no puede traer nada malo), Feliz Navidad, Próspero Año y Felicidad (aunque repetitivo era un rato, el tío). Os queremos.

Phebe Schmidt

Phebe Schmidt es carne de Tumblr, y no es una característica negativa, sino todo lo contrario. Esta creativa australiana ubicada en Melbourne y especializada en la fotografía de estudio, hace de la ambigüedad su arma. La incomodidad te invade desde dentro cuando ves sus fotografías de modelos, zapatos, pestañas postizas o una mortadela gigante. Fotos que dan cosica. Que algo les pasa. Pero aunque parezca que sólo tenga un fin estético, nada más lejos de la realidad. Detrás de sus trabajos se esconde un discurso con el que explora la obsesión de la sociedad por los cánones de belleza que rigen la identidad de género. Con todo ese mix, y teniendo en cuenta que su fotografía es de lo más apastelada y artificial, un voto a favor para Phebe Schmidt.

 

phebe_schmidt_la_monda_magazine_photography_2

phebe_schmidt_la_monda_magazine_photography_3

phebe_schmidt_la_monda_magazine_photography_4

phebe_schmidt_la_monda_magazine_photography_5

phebe_schmidt_la_monda_magazine_photography_6