Lucile Godin, ese «algo» especial

Hay gente que tiene ese «algo» que, por mucho que intentes definirlo, siempre se queda en un «algo» sin definición que, sin saber porqué, te llama la atención y te atrae, ya sea el cajero del McDonalds, más feo que pegarle a un padre, una blusa piojosa de un mercadillo de segunda mano, o tu jefe de departamento con ronchas de sudor perennes. Ese algo que transforma a la bestia más inmunda en un tipo majo o sexy, incluso.

Este «algo»  también impregna las imágenes de Lucile Godin, fotografías que nos atraen no sólo porque aparecen culos y cuero (no somos tan básicos), sino por la originalidad que se esconde detrás del objetivo. Fotos ligeramente eróticas con modelos sufriendo un éxtasis de misticismo al más puro estilo Santa Teresa de Bernini o utilizando espejos y metracrilato tirado por la arena; Godin tiene ese algo especial.
lucile_godin_photography_lamondamagazine_4

lucile_godin_photography_lamondamagazine_3

lucile_godin_photography_lamondamagazine_1

El objetivo de Anne Roig

Y una vez más volvemos a nuestra querida Barcelona. Sol y playa (para algunos) y mucho talento emergente para otros (nosotros y, seguramente, vosotros). Después de este trabalenguas os presentamos a Anne Roig, joven fotógrafa que sabe lo que hace, conoce lo que ve y quiere que nosotros también lo conozcamos. Fotografía el espacio de una manera especial, retrata de una manera impecable y entretiene con su trabajo, cosa que a nosotros nos chifla. Os dejamos con sus colores y contrastes marcados y os recomendamos echarle un vistazo a su serie Poullain Femmes. ¡Sigue así Anne!

anne_roig_photography_la_monda_magazine_1

anne_roig_photography_la_monda_magazine_3

anne_roig_photography_la_monda_magazine_4

anne_roig_photography_la_monda_magazine_5

anne_roig_photography_la_monda_magazine_6

El punto de Silvia Puntino

Hay gente con buen ojo, esos que ven la maravilla donde tu no encuentras nada y saben mostrártela para que te quedes embobado y te plantees si eres bizco o quizás sólo tonto por no haberla visto antes. Silvia Puntino no tiene un buen ojo, ¡tiene dos! (DOS) y nos ha dejado impresionados con su trabajo. Esta fotógrafa del país de la mozzarella congela imágenes de veraneantes en la playa, ramos de flores, caballos, mujeres con frutas y mobiliario. No hay objeto que se le escape y como la realidad le sabe a poco, crea sus propios elementos, como un bolso de carne picada y unos zapatos a juego con los que nos morimos por probar nuestras habilidades en la pista de baile.

 

puntino_lm2

puntino_lm3

puntino_lm4

puntino_lm6

 

LA ESPECIAL MIRADA DE DENISSE GARCÍA

Ella es cubana, vive en Barcelona y tiene mucho, pero que mucho rollo. Fotografía lo absurdo, le encantan los espacios vacíos y adora el cuerpo humano. Nosotros le adoramos a ella y también a su mirada. Nadie custodia los espacios como lo hace ella, así que, digamos que estamos muy orgullosos de compartir ciudad con talentazos como Denisse. Solo falta que tenga acento cubano para, literalmente, rendirnos a sus pies. Nos encantas.