NOCHEVIEJA: ALCOHOL, DROGAS Y RAMEN

¿Qué hacemos este fin de año? En el top 10 de preguntas coñazo, ésta encabeza la lista. Año tras año, la sociedad se va desesperando progresivamente a medida que finaliza el mes de diciembre. Como pollos sin cabeza, escribimos en todos los grupos de whatsapp, preguntamos a desconocidos por la calle y confirmamos asistencia en todos los eventos que lleven como título «fin de año»: fin de año yoguivegano, fin de año especial snuff movies, fin de año con el Imserso… Todo vale con tal de no quedarte tirado sin plan y encontrarte la noche del 31 practicando la maniobra de Heimlich a tu abuela por haberse tragado doce uvas de golpe con prótesis dental incluida.

Sociólogos de todo el mundo intentan averiguar por qué existe la necesidad de agarrar semejante curda para dar la bienvenida al año nuevo; de ancianos a menores, nadie se salva de beber como si tuvieran un hijo en la cárcel, quizá por querer quemar todos los demonios interiores al digerir los infumables refritos de “lo mejor del 2015” o simplemente por intentar olvidar lo pésimo que ha sido el año y ver que el que se avecina no será mucho mejor.

Fin de año no sólo se basa en beberse hasta el agua de los floreros, sino también en recibir los primeros días del año nuevo tirado en un sofá, cama ajena o cuneta de carretera queriendo ser enterrado en cal viva. La resaca de enero es el martirio por el que todo ser humano debe pasar: días de tristeza, autocompasión y canciones de Laura Pausini.

Para cerrar el año, ya que estamos en época navideña y el comer hasta vomitar está a la orden del día, os traemos el proyecto de Josh Josh Jones, quien utilizó la resaca como motor creativo para crear el instagram @celebrities_in_ramen, donde, tal y como el nombre indica, el artista sitúa a famosos dentro de boles llenos de fideo y sopa. Un proyecto sin razón alguna que nos ayuda a eliminar la sobredosis de mensajes azucarados de fin de año.

 

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_danielcraig

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_fonzie_mork

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_harrystyles-list

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-ramen_rashida_jones

Josh-Josh-Jones-its-nice-that-Ramen_Tomhanks

Silvesterklausen, La Nochevieja orgánica por Estelle Hanania

¿Cansado de atragantarte cada año con las uvas? ¿Sientes que has madurado y que ya no quieres pasar la Nochevieja ciego y rodeado de espumillón? ¿Te avergüenzas cada año al ver en la tele las burbujas de Freixenet? ¡Bienvenido! Ahora ya formas parte del 80% de la población española que odia la Nochevieja y todas sus consecuencias. Recuerda, no estás sólo, nosotros siempre cuidamos de ti. Por eso, queremos plantearte un nuevo plan mucho más alternativo para que tu yo interior empiece el año en contacto con la naturaleza. Queremos, por eso de que te sientas a gusto, que te sientas como Pocahontas y para ello debes viajar a Suiza e integrarte en su antigua tradición: el Silvesterklausen (vamos, léelo de nuevo que no te ha quedado claro).
La esencia de esta Nochevieja suiza no es nada sorprendente: queda con tus amigos, haz ruido, canta y bebe. Y ahora es cuando piensas… ¿por qué narices me mandáis a Suiza entonces? Porque queremos que este Año Nuevo te levantes con resaca (cosa que no podemos evitar) pero sin dolor de pies ni la cara hecha un Picasso. Olvídate del vestido apretado que no te deja beber más, del relleno en el sujetador, la faja y la oprimente pajarita, ¡este año vas al natural! Sólo tienes que escoger bien quién quieres ser esa noche, ya que en el Silvesterklausen (te repetimos el nombre para que no se te olvide) puedes adoptar tres personajes: el feo (Wüeschten), el guapo (Schönen) y el guapo-feo (Schön-Wüeschten). Te recomendamos escoger el feo (va venga, por una noche te lo puedes permitir ¡guapetón!). Para conseguir tu total look de «feo» sólo necesitas palos, hojas y arbustos (incluso puedes reciclar tu árbol de Navidad), así que aprovecha que es otoño para salir a la caza de la mejor ganga. Como sabemos que aún no estás convencido de querer ser el feo en la noche con más posibilidades de pillar del año, te dejamos con el reportaje de Estelle Hanania, quien sí vivió esa crazy Nochevieja y lo gozó con los feos.