STEPH WILSON: 1992

Está mal explotar los tópicos y ya hemos aprendido que la edad no importa, el tamaño tampoco, que las apariencias engañan y que los guapos de instituto envejecen mal. Pero Steph Wilson es de 1992; tiene 24 años. 24 años, es decir, ni un cuarto de siglo. Es muy joven. Y ahí está la magia.

Wilson vive en Londres y es artista, fotógrafa y tiene una mirada increíblemente trabajada. Da la sensación de que sus imágenes son momentos de historias en los que no se llega a saber exactamente qué está pasando, pero todos intuímos que algo inquietante hay en todo esto y no sabemos si queremos averiguarlo. Su discurso sobre el género y la belleza no hacen más que perfeccionarlo. Bendita juventud y sus emojis.

download-1 download-2

download-3

download-4

download-5

download

dsc_6978

CHRISTTO & ANDREW: QUE TE JODAN, LAWRENCE DE ARABIA

Cuando hablamos del mundo árabe, nos viene a la cabeza una avalancha de imágenes cliché: burkas, Aladdin, kebabs, Lawrence de Arabia, intifadas, ISIS, dromedarios, turbantes con bigote, alfombras y más ISIS. Ninguna otra imagen tiene cabida dentro del concepto de lo arabesco.

Pero, ¿qué pasa cuando un artista sudafricano y otro puertorriqueño se trasladan a Doha (Qatar) y deciden tirar por el suelo el arquetipo de Oriente Medio que nos muestran los medios en Occidente? Pues que surge la obra de Christto Sanz y Andrew Weir; fotografía kitsch de mujeres envueltas en jilbab con muecas de actriz de telenovela venezolana y bebiendo Coca-Cola en medio del desierto. Una mirada africano-puertorriqueña que habla de la maleabilidad de la identidad y la mezcla de culturas Oriente/Occidente en un mundo totalmente globalizado. Pop de la arena bajo la mirada de dos grandes genios; muerte al arquetipo sosaina de Oriente Medio, viva el verbenerismo con sabor a baklava.

 461812_388414277871363_1084809857_o

555249_388035671242557_1610092051_n

179475_390893050956819_692265265_n

256542_416380378408086_281057020_o

51968_434320693280721_283046821_o

921458_526748024037987_1395848078_o

1077210_567302656649190_1109418299_o

1498148_627977250581730_1107655484_o

11214200_982824655096986_6262861037342251071_n

12194585_969551179757667_6733198193129673572_o

TONY IS BACK: PUTAS, TERRORISTAS, PALIZAS Y FROSTIES

¿Recuerdas cuando tenías 5 años y tus aspiraciones profesionales eran llegar a los 40 habiendo sido policía, bombero, detective y futbolista? Desde nuestra monótona y sedentaria vida adulta, vemos cómo, sin comerlo ni beberlo (bueno, bebiéndolo quizá sí), nos hemos convertido en todo aquello que temíamos; seres malhablados, cerdos y cerca de la drogodependencia.

Hace unos meses, en el maravilloso contenedor de basura que es internet, han ido apareciendo una serie de anuncios de la marca de cereales Frosties que reflejan claramente cómo se ha ido degradando nuestra generación. En ellos, Tony el Tigre, mascota de la marca, vuelve a la calle para solucionar los dramas de los niños ya creciditos que alimentó hace 20 años. Ayuda a una prostituta a sacar el “tigre que lleva dentro” y marcarse una felación nivel expert, a un policía a apalear a una mujer, y llena de coraje a una suicida que pretende inmolarse en una hamburguesería. Tony está preocupado; ha abierto un portal para que le twitteemos lo que realmente solucionará los que nuestra generación ha ido jodiendo.

La marca Kelloggs ha dicho que estos falsos anuncios no tienen nada que ver con la compañía, así que, ¿quién se esconde detrás de los spots? Cuentan con una producción digna de una gran agencia de publicidad, a la vez que con una fuerte crítica a nuestra generación y probablemente (aunque no es evidente) a las políticas de la marca Kellogs. Iker Jimenez debería dejar de buscar fantasmas en los búnkeres de la meseta y empezar a investigar este caso.

@BESSNYC4: CORTA Y PEGA DEL BUENO

Carnaza, erotismo, provocación, ironía y humor: el trabajo de @bessnyc4, usuario online de Douglas Abraham, creador de la marca Bess de joyería y moda, lo tiene todo. Instagram, que un día ya le borró la cuenta por no dedicarse a poner gatos y perros haciendo cosas sino caras de modelos de Givenchy pegadas a cuerpos de actrices porno de los años 70, es su galería; ahí es donde podemos encontrar ejemplos de sus collages pegados con lo que suponemos que es una mezcla de cola y crítica al mundo de la moda. Abraham presenta una combinación que es, válganos el lugar común, nueva, y se pasa por el forro el respeto a las grandes casas, convirtiéndose en un punky fanzinero con más seguidores que habitantes hay en Cuenca. @bessnyc4 es vitaminas para nuestro cerebro.

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

bessnyc4 collage graphic porn fun fashion instagram

Eric Yahnker – Arte Tex-Mex

Es pensar en lápices de colores y una ola de nostalgia invade nuestro cuerpo, transportándonos a esa infancia en la que nos pasábamos el día coloreando libretas y compitiendo por saber quién tenía la caja de Alpino con más lápices (el primer caso de lucha de clases en la vida de toda persona es ése). 

Sin embargo, en el momento en el que descubres el trabajo del artista Eric Yahnker, la nostalgia se convierte rápidamente en incredulidad. ¿Cómo puede ser que con los mismos lápices con los que tú dibujabas tus Pokémons favoritos se hagan obras como las de este artista americano? No sólo lo peta en la técnica, sino que lo que dibuja es para mear y no echar gota; Obama con Miley Cyrus en la ventana paseándose con su bola, WonderWoman Barbuda a lo Conchita Wurst o Michael Jordan haciéndole un maté a Courbet (toda una declaración postmodernista). Como lo de los lápices de colores se le queda corto, el muchacho ha decidido tirarse a la escultura colocándole tangas o sombreros mejicanos de 15 metros de altura al estado de Texas. Obras con regusto a salsa Tex-Mex, ¡éste es el arte que queremos en La Monda!

eric_yahnker_lamondamagazine_art_2

eric_yahnker_lamondamagazine_art_3

eric_yahnker_lamondamagazine_art_5

eric_yahnker_lamondamagazine_art_1

YOU GET WHAT YOU PAY FOR DE GIAMPAOLO SGURA

¿Qué pasa cuando juntamos putas, chaperos, dinero, noche y el clero? Que el resultado es una bomba de relojería y más aún si la sesión fotográfica está dirigida por un crack como Giampaolo Sgura, el cual ha colaborado con Vogue, Interview, H&M, Candy y Armani, entre otros. Esta editorial para la revista Grey muestra un lado «ficticio» y con tono irónico la vida nocturna de varios personajes, mezclando conceptos tan alejados como el lujo, la obscenidad, lo callejero y la posible participación de la Iglesia en ciertas actitudes no muy correctas conforme su ideología. La polémica esta servida… ¡a disfrutar!

080 BARCELONA FASHION: QUE EMPIECE YA, QUE EL PÚBLICO SE VA

Somos de los que se levantan por la mañana con buen pie. De los que, cuando vemos una cola larga para entrar a un sitio y no conocemos a nadie en la puerta, deciden esperar con alegría y alboroto. Ese tipo de gente que, habiendo crecido en el País Vasco, está acostumbrada a que llueva día sí y día también.

 

Por eso vamos a empezar nuestro artículo sobre la 080 Barcelona Fashion aplaudiendo lo positivo; los talentos creativos que pudimos disfrutar. Krizia Robustella nos llevó de viaje a un mundo paralelo en el que Benidorm se mezcla con Baqueira en los purpurinos años 80. Música pegadiza de fondo, tejidos brillantes, palos de esquiar (si ésto tienen un nombre técnico o no, lo desconocemos. Así de bien se nos dan los deportes) y estampados muy convincentes en los típicos tonos de los chándales que tiene tu madre guardados por algún lado; verdes, morados y grises. Manuel Bolaño se dio la mano con las prendas clásicas y la parte del Pantone de la que nunca pintarías tu habitación; trabajando mucho los tejidos, si por algo destacó el gallego fue por la sutil arquitectura de sus prendas y los colores, las referencias a los años 70 y el final con el Dúo Dinámico entonando que están muy solos. Un acierto total del talento del que ya se esperaba mucho antes del desfile.

080-2

080-3

Pelazo fue lo que nos trajo Albéniz; abrigos y exquisitez material en un desfile que, aun no siendo de diseño rompedor, tuvo muy buena acogida, gustó mucho en general, y a nosotros, también. Muy a favor, además, de la propuesta de Manuel Cruzcastillo, que volvió a presentar sus diseños; colores cuidados, estampados arquitectónicos, mezcla de materiales y gente civil como nosotros desfilando junto a los modelos y modelas. Y estas cosas, qué queréis que os diga, como que dan humanidad entre tanto cuerpo-sílfide y caras que arrancan suspiros hasta a los focos.

080-1

080-4

 

Esta 080 no ha sido una edición que se ha librado de polémica (ni ésta, ni ninguna anterior, y probablemente ninguna venidera); todos hemos leído ya la carta anónima publicada por ItFashion en la que duramente critican a la organización del evento. Es verdad que el recinto, a pesar de su belleza, no era el más adecuado para el invierno; yo tuve que poner ojitos a nuestro director para que me calentara las manos más de una vez. Hacía frío, a algún iluminatti se le ocurrió instalar bancos de metal (en serio) y poner mantitas atadas con un cable para que no nos las lleváramos (el periodista, ese ser con fama de chorizo). No entendemos el hecho de que Desigual o Mango desfilen y, presuntamente, no paguen. Los premios son esa cosa en la que todo tipo de criterio es factible; a alguien le pueden dar uno porque se lo merece o porque Venus se ha alineado con Marte. Nadie lo sabe, ni lo sabremos. El problema es que esta carta anónima intenta comparar la 080 Barcelona Fashion con pasarelas de Berlín o Copenhague. Y eso es imposible; esto no es Alemania o Dinamarca. No hay tanta inversión como allá ni en la moda, ni en el cine, ni en el arte en general, y ya ni nos planteemos asuntos como el de la enseñanza o la sanidad, que, puestos a criticar, quizá sea más importante. Creo que, me da a mí a la nariz, opino y quizá me equivoque, que lo que pasa con la 080 es que no tiene ni idea de lo que quieren; ser underground, joven y que apoye a nuevos talentos o ser una referencia mundial, porque bien se sabe que la marca Barcelona mola y es más fácil de vender que una cerveza/bier delante de Apolo.

 

La organización, no, no se lució. La realidad es la que es; nadie es perfecto y todos cometemos errores pero lo que no se puede hacer es imposibilitar el trabajo. El desconocimiento sobre algunas publicaciones y dónde debían de ir sentados, la dificultad de trabajar desde la bancada de invitados por falta de visibilidad, gente sin acreditación ni pase en puestos de prensa, y sobre todo, prensa a mil kilómetros mientras gente de la organización se sentaba en front row, no es la forma de hacerlo. Cuando, en una de ésas y después de dar muchas vueltas educadamente, pedimos que nos sentaran donde correspondía, alguien de la organización nos recriminó, cual niños de 5 años, con un “¿bueno, qué, ya estaréis contentos no?”. Dejamos de escuchar ese tipo de frases por parte de nuestras madres hace más de 10 años. Nos los tomamos con mucho humor, como todo, porque aquí no es cuestión de ver quién va delante y quién detrás; es cuestión de quién viene a trabajar y quién de amiguito.

 

Así que, en respuesta, sí, estuvimos contentos; porque algunos desfiles merecieron la pena y porque por lo menos pudimos disfrutar de ellos. Porque no se pueden pedir peras al olmo, ni barra libre toda la noche. Y porque todo es criticable siempre, pero, chico, a mí, me cansa hacerlo.

GALLIANO FEAT. DE LA RENTA

Si hace unos años alguien hubiera pronunciado que John Galliano trabajaría junto a Oscar de la Renta, esté de inmediato sería tachado de hereje de la moda. Pues nada, aquí lo tenemos. Junto a un comunicado del propio Oscar de la Renta se nos anunció la acogida del diseñador gibraltareño en el estudio de la Renta, dejando claro que la moda necesita la vuelta de la mente creativa de Galliano, (no podría haber sido más impactante y sugerente que de la mano de alguien aparentemente tan opuesto como es Oscar de la Renta.)
Así pues, agradecemos eternamente el trabajo mediador de la reina madre, Anna Wintour, sin la cual este acuerdo no hubiera sido posible. Haciendo reflexionar así a las masas populistas que tacharón un comportamiento inadecuado sin la posibilidad del perdón divino al que todos abogan, (a lo de las drogas y al alcohol nos referimos, lo otro ya son palabras mayores). Pero, ¿Qué hubiera sido del mundo del arte sin esas vidas oscuras y llenas de fallos? Nos hubiéramos perdido muchas magnificas obras ,y si no, ¿Qué habría ocurrido si Frida Kahlo no hubiera transformado su dolor en talento?. Damos las gracias pues a todas esas personas que fallan diariamente, que para perfección ya existe Barbie. Esperemos que esta colaboración tenga una continuidad prolongada, ya que se ha podido comprobar el ingenio que han tenido al saber fusionar la elegancia con la transgresión, dejando paso así a deslumbrantes vestidos de atrevidos colores propios de Galliano enfundados en la mujer clásica fiel a Oscar de la Renta. «Bravo» por esta segunda oportunidad.