Leonce Raphael Agbodjelou

Fotógrafos especializados en retratar a personas hay miles, pero, fotógrafos que consigan un equilibrio entre conservar la tradición de su tierra y parecer estéticamente innovadores, hay pocos. Leonce se vale de personas de su propia ciudad natal, Porto-Novo (Benin), para realizar composiciones atractivas manteniendo el trasfondo de fotodocumental que le caracteriza. ¿Quién si no podría mezclar un par de cachas negros con estampados florales característicos de cualquier mujer octogenaria sin que la fotografía parezca ridícula? ¡Un hurra por Leonce Raphael Agbodjelou!

Silvesterklausen, La Nochevieja orgánica por Estelle Hanania

¿Cansado de atragantarte cada año con las uvas? ¿Sientes que has madurado y que ya no quieres pasar la Nochevieja ciego y rodeado de espumillón? ¿Te avergüenzas cada año al ver en la tele las burbujas de Freixenet? ¡Bienvenido! Ahora ya formas parte del 80% de la población española que odia la Nochevieja y todas sus consecuencias. Recuerda, no estás sólo, nosotros siempre cuidamos de ti. Por eso, queremos plantearte un nuevo plan mucho más alternativo para que tu yo interior empiece el año en contacto con la naturaleza. Queremos, por eso de que te sientas a gusto, que te sientas como Pocahontas y para ello debes viajar a Suiza e integrarte en su antigua tradición: el Silvesterklausen (vamos, léelo de nuevo que no te ha quedado claro).
La esencia de esta Nochevieja suiza no es nada sorprendente: queda con tus amigos, haz ruido, canta y bebe. Y ahora es cuando piensas… ¿por qué narices me mandáis a Suiza entonces? Porque queremos que este Año Nuevo te levantes con resaca (cosa que no podemos evitar) pero sin dolor de pies ni la cara hecha un Picasso. Olvídate del vestido apretado que no te deja beber más, del relleno en el sujetador, la faja y la oprimente pajarita, ¡este año vas al natural! Sólo tienes que escoger bien quién quieres ser esa noche, ya que en el Silvesterklausen (te repetimos el nombre para que no se te olvide) puedes adoptar tres personajes: el feo (Wüeschten), el guapo (Schönen) y el guapo-feo (Schön-Wüeschten). Te recomendamos escoger el feo (va venga, por una noche te lo puedes permitir ¡guapetón!). Para conseguir tu total look de «feo» sólo necesitas palos, hojas y arbustos (incluso puedes reciclar tu árbol de Navidad), así que aprovecha que es otoño para salir a la caza de la mejor ganga. Como sabemos que aún no estás convencido de querer ser el feo en la noche con más posibilidades de pillar del año, te dejamos con el reportaje de Estelle Hanania, quien sí vivió esa crazy Nochevieja y lo gozó con los feos.