CRITICAR POR CRITICAR, COMO BIEN DICE ALASKA. RANKIN Y HIRST UNIDOS.

Si siendo artista has vendido la obra de arte más cara del mundo y siendo fotógrafo la Reina de Inglaterra te ha pedido posar para ti, ya podrías darte por satisfecho y retirarte a pasar el tiempo como un vegetal en cualquiera de tus mansiones, ¿no crees? Pues no. El taaaan nombrado Damien Hirst y el taaaaaaan nombrado Rankin no quieren dejar de ganar dinero ni de dar de qué hablar aún. Así que se han unido cerebro con cerebro (quién sabe si cuerpo con cuerpo) en esta exposición que titulan “Mitos, Monstruos y Leyendas”, que bien podría ser un libro escrito por Tolkien. Y basta de criticar, porque la verdad es que como buenos cotillas de pueblo, nos morimos por verla…