UMBERTO DAINA: ADIÓS AL PAINT, HOLA AL 3D

b9a53227906461.55f453eb0e665
Se dice, se rumorea, que Microsoft va a hacerle a su fantástico, nostálgico y borbónico (porque parece fruto de la endogamia entre dos primos lejanos) programa Paint lo mismo que el sentido común le ha hecho al blu-ray; borrarlo de la Historia de un plumazo, llevándose consigo tardes, presentaciones y títulos de trabajos de 3º de Primaria cargados de diversión y sufrimiento ocular y cognitivo.
No sabemos si será verdad, si, mientras acaricia un gato blanco, Bill Gates tirará a la basura uno de los últimos vestigios de nuestra infancia pre-Adobe. Toda una generación dio sus primeros pasos ahí; quizá Umberto Daina también. Este maestro del 3D italiano, diseñador y cineasta, se rodea de un mundo que encierra lo pasteloso y lo inquietante; es como aquella moda de calaveritas rosas del 2007, pero sin parecerse nada a eso, exactamente. Sus figuras peludas, sus sprays voladores, sus rosas y sus azules nos convencen de que el futuro, por lo menos, pinta bien.
fbca1f27808643.5636b2c14d9d5
 —
2d7b7a27808643.5636b1e037fc4
 —
c3e7c427906461.5636c8c6797af
 —
5b9cd327906461.5636cc223911f
 —
e0ec3931197157.564afc08e33dc
 —
e79ace31197157.564aef34c7cdf
97ade531197157.564afe96472e7
 —
5be3ef31197157.564aef34c64e7

Deja un comentario